[Chile] Elecciones Primarias 2013: Linda tu Democracia

Publicado por el 6 julio, 2013

Níkolas Stolpkin*

Los resultados de las pasadas elecciones Primarias, fundamentalmente genera un cuadro negativo. Pero la clase dirigente se esmera por presentarlo como positivo, valiéndose de Medios de Control Ideológico a sus servicios para lograr presentar lo negro tal como si fuera el blanco.

Días anteriores a las Primarias el gobierno y una tropa de “expertos” venían preparando un terreno negativo dentro de parámetros “normales” para llegado el momento convertir lo negativo en “positivo”, al vaticinar porcentajes de participación cercanos al 10% y luego “admirarse” con porcentajes superiores al 20% -específicamente 22,46% de participación electoral-, graficados en una suerte de plantilla que habrían de reproducir en sus diversas formas la clase dirigente: “hemos superado las expectativas”.

Cuesta creer el nivel de descaro al cual se incurrió para poder ocultar a la verdadera triunfadora de estas Primarias: la Abstención. Prácticamente dicha triunfadora fue suprimida de los Medios, y el gran perdedor -la baja participación- fue enaltecido como el gran triunfador: “Primarias, un hito en nuestra Democracia”, “Masiva participación electoral”, “Extraordinaria cantidad de personas que concurrió a votar”, “Inesperada alta votación” etc eran los titulares. Llegando, incluso, a sostener un discurso tomando como referencia a los EEUU y sus primarias con sus niveles de participación; siendo la pequeña burguesía la más satisfecha y entusiasta en querer sostener dicho discurso.

Hay que recordar que la inscripción automática y el voto voluntario comenzó a debutar en las pasadas elecciones Municipales de 2012, agregándose al padrón electoral de 2009 (8,285,186) la suma de 5,118,898, quedando el nuevo padrón electoral en 13,404,084 de electores.

En la actualidad el padrón electoral está en 13,388,643 de electores. Y si sacamos cálculos de acuerdo a tal padrón, con respecto a los resultados de las pasadas Primarias, tendremos un porcentaje de participación de 22,46% y una abstención de 77,63%.

¿Puede, dichos resultados -honestamente-, causarnos entusiasmo? Si la Clase Dirigente le causa “entusiasmo” nosotros, por regla, no podemos verlo tal como ellos quieren que lo veamos.

La clase gobernante acostumbra a utilizar expresiones y discursos para que sean asimilados por las masas o gobernados y, por otra parte, utiliza otras expresiones y discursos que, por lo general, suelen quedar entre sus propios círculos.

Por tanto, todo el “entusiasmo” desplegado por los resultados de las pasadas elecciones debemos verlo como una respuesta nerviosa, defensiva, que oculta preocupación dentro de la propia clase gobernante.

La inscripción automática y el voto voluntario no han hecho más que desnudar por un instante la Democracia que tanto se acomoda en las bocas de la Clase Dirigente. Y tanto es la desnudez que corren por taparla para que el pueblo no sea capaz de verla desnuda y despierte sus más bajos instintos.

Desde el Plebiscito de 1989 hasta el 2012 la Clase Política Dominante venía embriagándose con participaciones electorales rondando el 80% y 90% -cuando el voto, claro, era obligatorio.

Ahora la inscripción automática y voto voluntario ha resultado un jarro de agua fría a la propia Clase Gobernante, que corre y se esmera en dar una impresión contraria a lo percibido.

La Clase Gobernante debería entender que el voto voluntario dentro de una Democracia que no permite participación popular, es auto-atentatorio. El voto voluntario se acomoda más donde los gobernantes permiten más participación popular, no donde la obstaculizan.

La falta de interés por resolver el anterior punto, ha de acumular una serie de elementos  que habrían de afianzarse dentro de la Opinión Pública -y que bien que lo está logrando hasta el momento (Educación gratuita, Re-nacionalización del Cobre, Nueva Constitución, etc)-, lo que obligaría a dar pequeñas concesiones para así poder desinflar cualquier protuberancia incómoda. Lo contrario solo permitiría agrandar las olas del descontento, llegando a transformarse en una amenaza al status quo que sostiene y defiende.

¿Podrá entender la clase gobernante de otra forma? ¡¡¡El barquito de la DEMOCRACIA se les está llenado de agua!!!


*Analista político nacional e internacional – Political Analyst – Crítico de política y Cultura Contemporánea – AUTODIDACTA

stolpkin@gmail.com
skype: stolpkin
http://twitter.com/nstolpkin
http://www.delicious.com/stolpkin
http://stolpkin.blogspot.com/
http://stolpkin.net/

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.