El Paro Agrario logró abrir una fisura del grueso muro oligárquico–imperial en Colombia

Publicado por el 18 septiembre, 2013

Alberto Pinzón Sánchez

EL IMPERIO BIZANTINO (también llamado Imperio romano de Oriente) invicto durante más de mil años, al haber convertido la hermosa y apabullante ciudad de Constantinopla en un bastión inexpugnable, rodeada por una doble y gigantesca muralla separadas por inmensos fosos y protegida por tierra y por mar; finalmente después de derrotar múltiples e innumerables sitios militares anteriores, cayó en abril de 1453, en manos del sultán turco Otomano Mehmet II.

Los historiadores militares han atribuido tan absurda como catastrófica derrota (como es usual) a múltiples causas geoestratégicas (socioeconómicas y tecnológicas) entre las cuales destacan dos:

Una, el uso de una innovación tecnológica o gran cañón de 9 metros de longitud llamado “bombarda”, construido por el herrero húngaro Orbán y tirado por 100 bueyes apoyados por 100 soldados hasta la muralla Teodosiana, en el lado noroccidental justo en depresión del rio Lycus, que disparando regularmente mientras se enfriaba, logró abrir un boquete por donde finalmente lograron entrar los 15 0000 “Jenízaros expertos en lucha cuerpo a cuerpo que conformaban la terrible y disciplinada fuerza de infantería turca.

Y otra, el camino rodante para veleros, construido con troncos redondos aceitados, hecho como un vado terrestre por detrás de la torre Gálata en el lado oriental del Cuerno de Oro, que permitió pasar los 70 barcos de la flota turca hasta el mar, burlando la gruesa cadena de hierro con que los bizantinos habían cerrado la entrada al mar en el Cuerno de Oro y atacar directamente las fortificaciones y palacios del centro de la ciudad.

Mirando apabullado la monumental basílica Santa Sofía con su asombrosa cúpula, convertida mil años después de construida, por Mehmet II en una mezquita como su primer acto de gobierno para conformar otro gran imperio el Otomano, que también fue destruido 470 años después por la primera guerra mundial, cuando en 1923 se constituyó la actual república de Turquía; y sintiendo realmente la amenaza de un ataque militar inminente de los EEUU a Siria, más palpable ahí por las proximidad geográfica, asociaba este relato con el agrietamiento de la poderosa muralla político- militar y religiosa de dominación y hegemonía, construida por el Imperio actual en Colombia, en asocio con la santa alianza Burgués-Terrateniente consular (oligarquía cipaya), actualmente gobernante.

AGRIETAMIENTO DEL GRUESO MURO OLIGÁRQUICO –IMPERIAL en Colombia, que a raíz de

1) del reciente Paro Agrario y Popular del 19 de agosto

2) del fallo emitido por la C. I. J en noviembre del 2012 sobre la delimitación marítima de la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua

3) de la disputa de intereses entre las fracciones del bloque oligárquico representadas por el actual presidente JM Santos y el ex presidente Uribe Vélez

4) del agotamiento militarista y represivo como solución a los problemas sociales, donde todo, absolutamente todo, al decir de Cínico Caspa, se resuelve a bala

5) de la manipulación descarada, mentirosa y desinformativa de los medios de comunicación de masas adictos al régimen y convertidos en oficinas pagadas por el ministerio de Defensa

5) de la crisis política irreversible del bipartidismo y la postración de los llamados partidos tradicionales Liberal y Conservador con sus variadas denominaciones, que han confundido la Política (con mayúscula) con los postulados neoliberales de la administración de empresas y llevando a los presidentes a convertirse en simples Gerentes y manipuladores de elecciones

6) de la crisis de la figura presidencial que con los últimos presidentes (Barco, Gaviria, Samper, Pastrana) y especialmente Uribe con su ministro de defensa JM Santos, quienes han puesto al desnudo con mayor notoriedad su enajenación por el poder a secas para beneficio de su clase social, su extrañamiento por los intereses de la sociedad y su mediocridad intelectual, zafiedad, mezquindad y vileza personales. Definitivamente no se puede pedir peras a los olmos.

EL PARO AGRARIO Y POPULAR DEL 19 DE AGOSTO, que ha convulsionado todo el país, ha puesto al descubierto todo esto y mucho más, con el inmenso poder interno que ha despertado en las Gentes del Común la movilización social y popular, desafiante incluso de la represión e infiltración militares, asimilándolo como conciencia popular y social irreversible y prefigurando una poderosa unidad popular en ciernes aglutinada bajo la consigna central de Paz con Justicia Social , Democracia y Soberanía y trayendo a tierra colombiana para discutir en sus calles y carreteras los puntos que se discuten en la isla de Cuba.

El paro cívico de 1977 es una experiencia acumulada de referencia que, por su la composición de clase, su realización eminentemente urbana y localizada principalmente en Bogotá donde fue derrotado por las armas, por las estrechas alianzas tácticas que lo convocaron, donde el ala pastranista dirigida por el sindicalista Tulio Cuevas enfrentado al presidente López Michelsen tuvo una especial participación, ha servido a las Gentes del Común para adelantar de manera diferente el actual Paro Agrario y Popular, más amplio, más unitario, más diverso, más diseminado, con consignas adecuadas, y sobre todo, más consiente y organizado y por lo tanto exitoso, a pesar de la represión e infiltración militares: Una verdadera “bombarda” como la usada por los otomanos en Constantinopla.

Este es el boquete que se ha abierto al otrora inexpugnable muro Imperial- oligárquico en Colombia, que a pesar de lo que diga en contra el perestroiko mayor, ha mostrado definitivamente que en Colombia como decía el maestro Lenin, los de arriba no pueden (tampoco han podido y por eso están sentados en La Habana) y los de abajo no quieren. Es por ese boquete por donde hay que entrar para construir una Colombia en Paz con Justicia Social, Democracia y Soberanía. Lo demás son las elecciones de distracción.

 

(ANNCOL)
Fuente imágenes:  http://deistanbulabilbao.blogspot.de/2008/12/la-toma-de-constantinopla-dia-68.html

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.