Golpe de estado en Estados Unidos

Publicado por el 28 noviembre, 2013

Manuel E. Yepe

“Golpe de Estado americano” (American Coup) es el titulo de un reciente libro de William M. Arkin, coautor con Dana Priest de “Top Secret America” y muchos otros trabajos de investigación en política y sobre la seguridad nacional.

Como el libro de Arkin se publicó poco antes de los revelamientos de Edward Snowden sobre las actividades de espionaje telefónico de la Agencia de Seguridad Nacional, éstas no son específicamente tema de debate en la obra.

Puede deducirse, sin embargo, que de haber considerado Arkin en su libro las revelaciones de Snowden, habría argumentado que ellas constituyen un caso particular del fenómeno más general que consiste en invocar la garantía de la seguridad nacional como justificación para acciones secretas que sobrepasan los límites de la anuencia pública, que es en esencia la tesis que plantea en su obra.
En su pretendida búsqueda de la seguridad nacional, Estados Unidos ha comprometido valores constitucionales fundamentales, incluso el control civil de los militares y los derechos de sus estados, destaca Arkin en su nuevo libro.

Desde los sombríos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, una parte creciente de la población ha sido movilizada y comprometida en apoyo a la seguridad nacional — ya sea en función de hacer cumplir la ley, la prestación de primeros auxilios o como informantes.

“La línea divisoria de lo civil y lo militar se ha hecho cada vez más menos evidente”, escribe Arkin. “Los estados y las fuerzas locales de policía se han militarizado y organizado en redes; los estados tienen sus propios establecimientos de inteligencia; las grandes ciudades hacen su propia política exterior”.

Lo que preocupa a Arkin y por ello es a lo que más contribuye su libro es a advertir el surgimiento de un aparato paralelo de autoridad ejecutiva que se ha desarrollado fuera de las normas constitucionales (y más allá de la conciencia pública) para responder a emergencias nacionales como actos catastróficos de terrorismo, desastres nucleares y amenazas a la vida del Presidente, entre otras calamidades imponderables.

Según el autor, algunos de estos fines expresan propósitos que, en los tiempos de la administración Eisenhower, eran definidos como “continuidad del gobierno”, o “continuidad de operaciones”. Pero ahora aparecen ampliados, seriados y clasificados como Documentos de Acción Presidencial de Emergencia (PEAD, por sus siglas en inglés), que presuponen un poder casi ilimitado del Ejecutivo.

Si bien la mayor parte de las veces se trata de instrumentos administrativos que carecen de aplicación práctica, siempre influyen, por su carácter represivo, en la conducta de los políticos.
El título del libro de Arkin tiene como subtítulo: “Cómo un gobierno aterrorizado está destruyendo la Constitución”.

Para sustanciar este anuncio, el autor –acucioso estudiante y sutil analista de la doctrina militar- acude a documentos oficiales en busca de pistas para identificar estructuras de poder no reveladas, lo que agrega interés y valor al libro.

Arkin no propone respuesta política alguna a los problemas políticos que percibe. De hecho, se queda en alguna que otra sugerencia de medidas marginales que podrían adoptarse y concluye que los cambios mayores están bloqueados por los poderes fácticos (the powers that be) y advierte que quienes crean lo contrario tendrán que hacer la búsqueda en otra parte.

En febrero de 2007, Arkin respondiendo a una pregunta en NBC Nightly News sobre la situación de los soldados estadounidenses en Irak, dijo que estaban frustrados por el sentimiento contra la guerra en su país y especialmente por el gran número de personas que dicen apoyar a las tropas, pero no a la guerra.

“Es alto el precio que pagamos por nuestros mercenarios – lo siento, quise decir voluntarios – pero ellos son una fuerza que piensa que lo que está haciendo es un trabajo sucio.”

El escritor y periodista William Arkin ha trabajado temas de la seguridad nacional por más de 35 años. Luego de desempeñarse como oficial de inteligencia del ejército estadounidense en Berlín de 1974 a 1978 ha fungido como consultor independiente en diversas organizaciones no gubernamentales y como analista militar de la NBC Noticias y Los Angeles Times. Ha publicado más de una docena de libros sobre los temas de su especialidad.

Noviembre 27 de 2013.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.