No es un chiste – Estamos en Guerra

Publicado por el 2 febrero, 2014

Oscar Heck

Esto va a ser muy largo, pero creo que es indispensable tocar este tema ahorita mismo, inmediatamente, urgentemente, y no cuando las bombas empiecen a caer. Quiero empezar al ampliar sobre un reciente y excelente artículo de Raúl Bracho, Los Aporreadores Capitalistas, donde entre otras cosas muy importantes dice lo siguiente:

“Vayan a lavarse ese paltó bien lavado, mal paridos!  … ¡Qué fácil es desde sus teclados echarle mierda a Nicolás Maduro, decirle traidor a él o a su equipo por las medidas económicas! … ¡Pero antes que hacer tanta crítica es bueno recordar que estamos en guerra y que hay un enemigo enfrente que se debe derrocar! A aquellos que insisten en hacernos creer que el enemigo es Nicolás maduro o su equipo, antes que el imperialismo mismo, coño, abran su tienda aparte de una vez por todas, que aquí lo más importante de todo y todas las batallas es la revolución que hoy tiene el poder, es decir el glorioso pueblo de Hugo Chávez Frías, soldados leales a Nicolás Maduro Moros. ¡No perdamos la puntería ametrallando a nuestras fuerzas! … estamos en guerra, ¡escuchen bien malabares de letras! en guerra contra el imperialismo mismo.”

Ver: http://aporrea.org/actualidad/a181097.html

Lo voy a repetir porque al parecer poca gente entienda estas palabras:

ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA
ESTAMOS EN GUERRA

Es evidente que mucha gente chavista, especialmente profesionales, profesores, académicos, e intelectuales, piensan que la GUERRA ECONOMICA que estamos viviendo no es una verdadera GUERRA, sino piensan que el uso de la palabra GUERRA es como cuando los GRINGOS  dicen, “Guerra contra las drogas,” o “Guerra de los sexos,” o “Guerra contra el crimen.”

Eso es precisamente lo que el enemigo quiere que creamos.

¿Por qué creen que las películas GRINGAS, los documentales y las noticias capitalistas pintan la GUERRA como si fuera una serie de bombardeos, fusiladas, y ataques bélicos? ¿Se han preguntado? ¿Se han preguntado que ocurre a diario durante una GUERRA, o como se monta una GUERRA? ¿Qué come la gente durante una guerra? ¿Cómo hacen para seguir ganándose la vida? ¿Qué hacen los niños, las familias, los ancianos? ¿Se han preguntado, o han tratado de imaginarse qué acciones son indispensables para ser victoriosos en GUERRA?

Este es el momento – antes que sea demasiado tarde – de hacernos estas preguntas. Usemos nuestros cocos mientras todavía tenemos nuestras cabezas, antes de que nos caigan encima las BOMBAS.

Aquí no hablo de bombas, como las que se usan para decorar cumpleaños, o como las bombas que se ven en las comiquitas del coyote y el correcaminos – o del bombardeo propagandístico practicado a diario por los medios de comunicación opositores y la prensa internacional en contra de Venezuela, no, estoy hablan de bombas que cuando caen del cielo y explotan matan a decenas de personas de una vez, hieren a cientos, y dejan traumatizados por vida a la gran mayoría de los que tengan la suerte de no ser tocados por la explosión o por la radiación de las BOMBAS GRINGAS.

¡Hablo en serio!

Estoy hablando de algo muy concreto y MUY VERDADERO, pero que al parecer nos entra por los odios, y nos sale por el rabo. Como dice Raúl –  y aquí lo digo en mis propias palabras – al parecer estamos más pendientes de atacarnos a nosotros mismos, a Nicolás Maduro, y a su equipo (nuestro equipo), que de analizar y estar pendiente de nuestro verdadero enemigo, el imperio, es decir, EEUU y sus aliados.

LA GUERRA

Aquí trataré en lo posible de demostrar esta REALIDAD: Estamos en GUERRA, aunque no sea necesariamente evidente. Muchos dirán, “Pero yo no veo las bombas que nos caen encima.” Es precisamente esta reacción que el ENEMIGO quiere que tengamos, así se hace la GUERRA, con el uso eficiente del engaño.

¿Creen de verdad que en una GUERRA el agresor va a salir en público a decir, “Mire enemigo, ya empezamos la guerra contra ustedes. Lo que estamos haciendo es esto, y esto, y esto, en preparación para las próximas etapas y la invasión militar.”?  No estoy hablando paja – yo viví la primera guerra del golfo y trabajé en la logística de GUERRA durante varios años – sé muy bien cómo funciona el asunto.

Ahora, tenemos dos opciones en este momento, podemos 1) empezar a despertarnos y reaccionar y planificar en consecuencia de una GUERRA que ya ha sido puesto en marcha, o, 2) podemos seguir durmiendo, soñando, e inventando cualquier razón para hablar paja mientras que el ENEMIGO se prepara para cortarnos la cabeza, los brazos y las patas.

¿Cuál será?

Pero antes de entrar en los detalles relacionados con el tema de la GUERRA ECONOMICA que estamos viviendo (ver más abajo), y de cómo ella forma parte integral e indispensable de las estrategias y tácticas de GUERRA, aquí hago una lista parcial, pero no necesariamente en orden de importancia o cronológica, de algunas cosas que hay que hacer ANTES de llevar a cabo una invasión militar exitosa. Es decir, estas cosas forman parte del mecanismo de GUERRA, la verdadera GUERRA, no de la guerra que nos muestran por televisión – lo cual es una fantasía creada para manipular nuestros cerebros, es un engaño. Aquí no hablo en base a conocimiento de libros o estudios académicos, hablo en base a experiencias personales REALES de guerra:

1- INTELIGENCIA – Conocer al enemigo, sus debilidades y sus fuerzas en lo económico, de recursos naturales, lo político, cultural, la producción interna, la infraestructura eléctrica, de puertos aéreos y marítimos, la vialidad y los puentes, la capacidad y la región geográfica de la producción alimenticia y farmacéutica, las redes de salud, las fuerzas armadas y como se dividen, los medios de comunicación de los ciudadanos, de la burocracia, y de los servicios secretos, las estructuras de criptografía, tecnología y de operaciones de las  telecomunicaciones, y mucho más. NUNCA se ataca un enemigo sin conocerlo, eso sería suicidarse.

2- EMBARGOS – Montar embargos bancarios  y militares contra el enemigo mucho antes de invadir – y más tarde, en el área de la alimentación y la farmacéutica – para debilitar su estructura militar de defensa y ofensa, y en seguida crear zozobra “popular” en el área de alimentación y medicina. Iraq es un muy buen ejemplo, y esto es precisamente lo que ha estado ocurriendo en Venezuela. Creo que fue en el año 2003 que la banca internacional, por voluntad de nuestro ENEMIGO, EEUU, un embargó a nivel internacional fue impuesto en contra de nuestra moneda, el bolívar, es decir, no se ha podido desde entonces en ninguna parte del mundo fuera de Venezuela hacer ningún tipo de transacción en bolívares. A muchísima gente se le ha olvidado este “pequeño” gigantesco detalle. En el 2006, si bien me recuerdo, Venezuela también fue embargada en lo relacionado con cualquier tipo de arma de guerra y repuestos. Hoy, desde hace casi un año, hemos estado viviendo la escasez de alimentos (un tipo de embargo), y ya las farmacéuticas ahorita mismo están hablando de escasez de medicina. ¡Vaya! Estos embargos forman parte esencial de una invasión militar. Nunca se invade un país sin tomar estas previas medidas. Es indispensable asegurar que la nación victima tenga las suficientes debilidades relacionadas con la capacidad de defenderse y crear una ansiedad generalizada dentro de la población para debilitar su capacidad de reacción y de pensamiento frio y lógico. Es más, sin la capacidad de hacer transacciones bancarias rápidas y oportunas a nivel internacional, el país víctima es debilitado severamente en su capacidad de adquisición de armas de guerra cuando las necesite.

NOTA: En términos de preparación para la guerra, el periodo entre los dos embargos contra Venezuela (3 años aproximadamente), no es nada. Se demora fácilmente de10-20 años montar una guerra contra un enemigo que tenga fuerza económica y militar (como Venezuela). Esto es exactamente lo que ocurrió con Iraq y Libia, dos países con fuertes ingresos y buena organización militar. Aplastar a un pequeño país indefenso y sin muchos recursos o apoyo económico y militar, como Grenada o Haití por ejemplo, no requiere mucho tiempo de preparación, solamente algunos meses, es decir, el tiempo necesario para reunir y organizar las tropas de ataque y los materiales bélicos y trasladar los grandes equipos militares, como buques de guerra, de radar, de combustible, de repuestos mecánicos, eléctricos y electrónicos, y de comida y agua potable para los soldados. Por razones de seguridad, los soldados deben solamente comer y beber los alimentos que su fuerza armada produce, controla y transporta. Es la misma cosa con el combustible, por lo menos hasta que el invasor tome control de la infraestructura de producción y distribución de combustible en el país victima. Es bastante complejo, y es por esta razón que unos de los primeros blancos de una invasión son las refinerías y los pozos de petróleo, como hicieron en Iraq, y en Libia (Benghazi), y harán en Venezuela.

3- PROPAGANDA – Nunca se ataca o se invade un país sin primero montar la propaganda de guerra para vilipendiar la victima lo suficiente para que las poblaciones de los países atacantes estén lo suficiente convencidos que la víctima “merece” una invasión militar, no importe la razón – inventan cualquier cosa, que son países terroristas, dictaduras, comunistas, Islamistas, antiamericanos, etc. Cuando no logran que el país victima tenga la suficiente mala fama en los medios de comunicación capitalistas, a veces, la táctica de invasión militar se transforma en un golpe de estado, pero perpetrado desde adentro, así como ocurrió en Venezuela en el año 2002, en Chile con Pincohet, en Haití en varias ocasiones, y en un montón de otros países del mundo. Venezuela ha sido víctima de esta propaganda de GUERRA desde el momento que Chávez era candidato presidencial por primera vez en 1998. Las tácticas de propaganda cambian regularmente, pero nunca han cesado de hacerse en contra de nuestra Revolución, es decir, en contra del PAIS entero vistos del punto de vista desde el extranjero. Por ejemplo en Iraq, las noticias, o sea, en la propaganda de GUERRA nunca se mencionó nada sobre los diferentes sectores políticos o culturales de la sociedad Iraqí, simplemente, IRAQ en su totalidad, visto desde afuera, era un país dictatorial de terroristas y TODOS los ciudadanos “merecían” un castigo. TODOS. Al enemigo invasor no le importa un carrizo que hayan ciudadanos comunes y corrientes opositores o religiosos, o indiferentes, o que no quisieran una invasión, o lo que sea en el país, todos serán atacados y morirán igual, así como CUALQUIER venezolano y venezolana morirá durante una invasión militar, opositor, chavista, ateo o religioso. Los soldados no están entrenados para preguntar antes de disparar o largar una bomba, “Ustedes son chavistas u opositores?” Cualquier venezolano o venezolano para el soldado gringo (y sus aliados) es un blanco de GUERRA, y nada más, y nada menos. Sin este tipo de propaganda de guerra que vilipendia la víctima de manera generalizada en público a través de los medios, es muy difícil justificar y ganar una guerra. Por esta razón se hace, y EEUU es un experto. La propaganda de guerra es indispensable – no es que van a advertir a todo el mundo de que van a invadir, no, lo que hacen es de montar matrices de opinión falsas para 1) lavar los cerebros, y 2) para que la atención sea desviada de lo que se está preparando para la invasión, la logística, el entrenamiento, la inteligencia, etc. Esto puede demorarse muchos años dependiendo de la capacidad del país víctima de responder a los ataques de propaganda de GUERRA. La idea del atacante es de cortarle a la víctima, lo más posible, su capacidad de difundir verdades en masa, mientras que el atacante inunda los medios con mentiras. El engaño. Esto sigue ocurriendo contra Venezuela a nivel mundial en los medios de comunicación en ingles, pero por alguna razón que todavía no entiendo, pareciera que nos creemos invencibles, y eso es MUY PELIGROSO. Casi no existe nada a nivel mundial en términos de noticias y opiniones en ingles que fuera producido desde Venezuela para contrarrestar esta propaganda de guerra. Es más, como ocurrió en Iraq, la oposición venezolana dentro y fuera de Venezuela anda echándole gasolina al fuego sin darse cuenta que ellos mismo, igual como nosotros los chavistas, serán victimas del invasor. Toda guerra se gana con el engaño.

4- ALIADOS – Mientras que se lleva a cabo la inteligencia en contra del país víctima, se busca aliados endógenos dentro y fuera del país, los cuales son indispensable para el buen desenvolvimiento de un golpe de estado o de una invasión militar. Esto es exactamente lo que ocurrió en el 2002 con Pedro Carmona y sus ratas. Hoy estaríamos hablando de otras ratas, específicamente de Capriles Radonski, Julio Borges, Leopoldo Lopez, María Corina Machado, y sus bandas de ratones dentro del país, y un montón más en otras partes del mundo, gente como Moises Naim, Aleksander Boyd, y Gustavo Coronel – todos son traidores, y aliados de nuestro enemigo.  Es más, muchas veces el enemigo invasor busca el apoyo logístico y político de países vecinos, en este caso estaríamos hablando de las 7 bases militares colombianas utilizadas por las fuerzas armadas de EEUU, y por los mercenarios GRINGOS de mierda, y paramilitares colombianos. También hablamos de las fuerzas armadas de Guyana, quienes ya han hecho ejercicios de guerra en el 2013 con EEUU, las bases de guerra aérea y marítima de Aruba/Curasao a unos pocos kilómetros de nuestras costas, y la reactivación en el 2008 de la Cuarta Flota de las fuerzas armadas marítimas de EEUU es esta región. Los aliados internos son necesarios para los invasores, principalmente a causa de que el invasor extranjero no conoce suficiente bien la cultura interna del país victima para manejar y controlar rápidamente, por ejemplo la producción y distribución de combustible dentro del país, la logística vial, los puertos, etc. Esto es exactamente lo que ocurrió en Benghazi Libia, en la región de las grandes refinerías y puertos de ese país, Benghazi fue el punto principal de las operaciones militares de EEUU y la OTAN. Sin aliados internos una invasión extranjera costaría mucho más dinero y tiempo en términos de soldados y efectivos entrenados en el idioma, la geografía, la economía, y las costumbres del país víctima. Lo que lo seguidores de la oposición venezolana no se dan cuenta es que estos aliados internos, para el país invasor, son desechables, son basura común y corriente, el país invasor les quita el poder a estas ratas cuando el país invasor esté listo para remplazarlos con gente de confianza – a nadie le gusta traidores, nadie puede confiar en ellos, y eso todos lo saben. Por ejemplo, si Pedro Carmona el viejo, quien no servía para nada, hubiera quedado en Miraflores en el 2002, EEUU lo hubiera remplazado a pocos meses después del golpe de estado. Pedro Carmona, como cualquier traidor de cualquier banda, es un ser humano basura y desechable, es el peor tipo de ser humano. El enemigo lo sabe y los utiliza solamente por el tiempo necesario, después, ¡puf!, desaparecen o son asesinados, por ejemplo, Bin Laden y Saddam Hussein, quienes eran en su momento aliados de los gringos. Otra cosa importante con respecto a países aliados del invasor, por ejemplo Colombia si fuera el caso, pueden utilizar a este país aliado políticamente a través de la puesta en marcha de un embargo fronterizo, por ejemplo, al no dejar pasar a nadie por la frontera excepto las fuerzas armadas del país invasor, al cancelar acuerdos comerciales, etc.

5- LOGISTICA – Esta es la parte que mucha gente no entiende bien. Sin una muy buena logística, una invasión no tendrá éxito. La logística de guerra es gigantesca, y requiere cientos de miles de horas hombres, y miles de millones de dólares para que sea efectiva. Más arriba mencioné que EEUU ya está presente en Colombia, Aruba y Guyana, rodeándonos mientras que andamos hablando paja. Eso se ha demorado años en montar, y ha requerido hasta ahora miles de millones de dólares para, por ejemplo, mantener tropas armadas y listas las 24 horas del día, durante años, en cada una de estas localidades. Plan Colombia, el cual ha costado hasta ahora creo que alrededor de 8 mil millones de dólares, fue montado el mismo año que Chávez fue electo en 1998, y forma parte del montaje de la logística de GUERRA contra nuestro país. Para que la GUERRA sea exitosa, el país invasor debe mantener equipos, montar torres de comunicación vía satélites, centros de control, deben tener allí médicos, ingenieros de todos tipos, especialistas en armas avanzadas, mecánicos, mercenarios, obreros, cocineros, gente para hacer las compras y pagar facturas y salarios, etc. Estamos hablando de montos de dinero gigantescos, buques de guerra, submarinos, aviones de caza, aviones radar, aviones de espionaje, aviones de combustible y de transporte de tanques de guerra, y otros equipos de guerra terrestres. Necesitan pistas de aterrizaje suficientes largas para acomodar los grandes aviones de guerra – me imagino que están en este mismo momento ampliando las pistas de aterrizaje en las 7 bases militares en Colombia y posiblemente construyendo otra en Guyana. Creo que las de Aruba/Curasao son suficientes grandes. Tienen que montar todo el sistema de producción y distribución de alimentos y combustible para esa operación militar. Estamos hablando de millones de toneladas de comida, agua potable, medicina, combustible, aceites, etc. para decenas de miles de soldados y equipos simultáneamente. Un soldado que no come bien o se enferma no vale nada en batalla. Para que tengan una idea, si usted se encuentra en Caracas, y si yo les pidiera de montar una ruta para la compra, el transporte, y la distribución local de todo los productos de necesidad básica para 1000 personas para un periodo de un año, en por ejemplo la refinería de Jóse en el oriente del país, ¿Cuánto tiempo se demoraría usted en conseguir los proveedores, firmar los contratos, conseguir el seguro y los permisos necesarios, contratar las empresas de transporte, etc.? ¿Una semana? ¿O varios meses?  Probablemente varios meses, digo yo. Ahora, imagínense que las fuerzas armadas de EEUU y de los países de la OTAN (o cualquier fuerza armada en general) no puede darse el lujo de confiar en nadie por razones de seguridad, entonces, mucho antes de firmar contratos de compras, suministro, transporte, etc., deben pasar años investigando los proveedores potenciales, es decir, deben hacer inteligencia y espionaje, porque si no lo hacen pueden poner en enorme riesgo la totalidad de la operación. Ahora, ¿Cuántos efectivos necesitaría EEUU para invadir a Venezuela? Yo diría unos 200,000 en su totalidad, incluyendo los contratistas y mercenarios, etc. ¿Pero por cuánto tiempo? Conociendo la mentalidad venezolana, creo que sería parecido al caso de Iraq, donde después de 10 años de invasión militar estadounidense continua, todavía están en guerra. Es más, creo que Venezuela terminaría como Vietnam, poco a poco, después de unos 15 años de esfuerzo de defensa continua, los gringos de mierda estarían forzados a regresar a su país y dejarnos tranquilos, pero serian 15 años de violencia masiva, día tras día, noche tras noche, y durante todos esos años la ciudadanía tendría que seguir yendo a trabajar todos los días, los chicos tendrían que ir a la escuela, los hospitales tendrían que atender a los enfermos, la burocracia tendría que seguir existiendo para conseguir permisos de conducir, el RIF, o lo que sea, etc.  Creo que mucha gente tiene la impresión (a causa de la basura televisiva) que durante una guerra todo se paraliza, eso no es verdad. Puede pararse en algunos lugares durante unos días o semanas, pero las cosas se paralizan principalmente durante operaciones de bombardeo o de infantería, y eso no ocurre todos los días, y a veces ocurre solamente en ciertos lugares, pero no en otros. Puede caer una bomba sobre un puente entre Caracas y Maiquetia, pero nada sobre digamos Caucagua porque Caucagua no es estratégicamente importante, etc. Una Bomba puede caer sobre el puente de San Antonio del Táchira, pero no sobre la ciudad de San Antonio. Mientras tanto, uno tiene que ir a trabajar porque si no trabaja, no come. Aquí solamente les di un pequeño vistazo de lo que pudiese ser incluido en el tema de la logística de guerra. Como pueden ver, es algo muy complejo y costoso, y se demora muchísimo tiempo en montar. Otra cosa, ¡OJO! – cuando escuchen hablar de ejercicios militares, como EEUU y la OTAN hicieron en el Mediterráneo frente a Libia unas pocas semanas antes de invadir – lo que están haciendo son las pruebas operacionales relacionadas con el funcionamiento logístico, para ver si todo funciona bien, la cadena de combustible, los repuestos, los equipos, la infantería, la comida, la medicina, etc. Sin saber si la logística que montaron funcionará, normalmente no intentarían un ataque armado o una invasión. Si escuchamos que EEUU anda en ejercicios militares por esta región, así como lo que hicieron en Guyana el año pasado, en marzo creo que fue, debemos inmediatamente ponernos las pilas, o sufrir las eventuales consecuencias.

GUERRA ECONOMICA

Ahora, para retornar al tema de la GUERRA ECONOMICA en contra de Venezuela, y en el contexto general con relación a la GUERRA, y las estrategias y tácticas de GUERRA, las cuales son MUY verdaderas, podemos hacer un pequeño resumen de lo anterior dicho.

RESUMEM

De los cinco puntos mencionados arriba, los cuales no cubren todas las estrategias de GUERRA, pero son indispensables para montar una invasión militar, podemos fácilmente decir que el gobierno de EEUU ha estado desarrollando los 5 puntos desde hace un tiempo, algunos simultáneamente:

1) la inteligencia contra nuestro país a través de espías de la CIA y MI6, de la Mossad, de la embajada de mierda GRINGA, dentro de los partidos políticos opositores, y las ONGs como Sumate (1998 – 2014)
2) dos embargos, uno económico (2003 – 2014) y otro militar (2006 – 2014), y el saboteo alimenticio (2002 y 2013-14), pronto la medicina, y vendrán más
3) la propaganda de GUERRA en contra de nuestro país a nivel nacional e internacional (1998 – 2014)
4) la organización de una red de aliados y traidores internos y externos, y países vecinos (antes de 1998 – 2014)
5) el montaje de la logística de guerra (1998 – 2014)

Es más, en este momento puedo pensar en algunas otra cosas que faltan para montar una invasión militar exitosa, por ejemplo: 1) acuerdos gubernamentales internos del senado y la asamblea de EEUU, 2) acuerdos militares y políticos con aliados, 3) acuerdos de financiamiento bancario, y disponibilidad de liquidez 4) negociaciones en temas de seguros,  5) acuerdos y firma de contratos para obras de reconstrucción post invasión, 6) acuerdos con empresas transnacionales para la explotación de los recursos naturales del país victima post invasión, 7) entrenamiento de las fuerzas mercenarias y los efectivos de las fuerzas armadas invasores pre invasión, etc.

Ahora, si hablamos precisamente del tema de la guerra económica, la cual estamos viviendo de manera continua y feroz desde febrero del año 2013, aquí abajo verán un texto en inglés, y la traducción más abajo. No pude encontrar en tan corto tiempo algo en español.

TEXTO EN INGLES

“Economic warfare is the term for economic policies followed as a part of military operations and covert operations during wartime. The purpose of economic warfare is to capture critical economic resources so that the military and intelligence agencies can operate at full efficiency and/or deprive enemy forces of those resources so that they cannot fight the war properly. The concept of economic warfare is most applicable to conflict between nation states, especially in times of total war – which involves not only the armed forces of a nation, but mobilization of the nation’s entire economy towards the war effort. In such a situation, causing damage to the economy of the enemy directly damages the enemy’s ability to fight the war. Some of the types or policies followed in economic warfare include:

1. Blockade
2. Blacklisting
3. Preclusive purchasing
4. Rewards
5. Capturing of enemy assets”

TRADUCCIÓN

“La Guerra Económica es el término utilizado para describir políticas económicas puestas en marcha como parte de las operaciones militares y encubiertas durante un tiempo de guerra. El propósito de la guerra económica es de capturar recursos económicos importantes [del enemigo] para que las fuerzas armadas y los cuerpos de inteligencia puedan operar con máxima eficiencia y/o quitarles a las fuerzas enemigas esos recursos para que no puedan llevar a cabo el combate de manera efectiva. El concepto de la guerra económica se aplica normalmente a los conflictos entre países en tiempos de total guerra – lo que involucra no solamente las fuerzas armadas pero el esfuerzo de toda la economía nacional. Esta situación daña la economía del enemigo, y afecta directamente su capacidad de hacer guerra efectivamente. Algunas políticas/tácticas utilizadas en la GUERRA ECONOMICA son:

1. El bloqueo
2. Poniendo el país en una lista negra
3. Compras premeditadas (no sé a qué se refieren)
4. Recompensas
5. Captura de los bienes del enemigo”

Si aplicamos estas tácticas a Venezuela, podemos decir lo siguiente:

1. Bloqueo: La moneda venezolana, y los equipos y repuestos militares están bloqueados. Se está intentando bloquear el acceso a los alimentos y la medicina.

2. Lista negra: La Revolución está catalogada a nivel internacional como una dictadura comunista cubana.

3. (no sé).

4. Recompensas: El gobierno de EEUU ha estado recompensando a sus aliados internos y externos a través de la NED y USAID. Esto se sabe, pero seguro que también lo están haciendo de otras maneras.

5. Bienes: Estamos en peligro de que EEUU confisque (nos robe) CITGO en EEUU, y que congelen aun más cuentas de bancos de personas y empresas venezolanas en el extranjero. Mucha gente no sabe que el departamento del Tesoro de EEUU ha dado la orden de congelar las cuentas bancarias de varios venezolanos en el extranjero.

¿Cómo les parece?

CONCLUSION

A mí nunca me gustó citar a otros, pero aquí creo que es muy importante decirlo.

En un libro muy famoso de Sun Tzu titulado El Arte de la Guerra, él autor dice (hay diferentes versiones) “El arte de la guerra es el arte del engaño.”

Saber y entender esto es muy importante.

El enemigo nos ha estado engañando en pensar que estamos a salvo de una invasión militar, pero esta invasión militar ha estado en marcha desde hace varios años, y todavía está en marcha, avanzando, poco a poco. Nos han engañado tanto que nos sentimos fantásticos al criticar a nuestros propios líderes y compañeros, y hablar paja. Eso es precisamente lo que el enemigo quiere, y les está resultando – nos están engañando en pensar que somos fabulosamente inteligentes mientras que por detrás, calladitos, ellos están montando una invasión.

Chávez lo sabía, y siempre nos advertía, pero al parecer se nos ha olvidado: ESTAMOS EN GUERRA.

Pero estamos más pendientes de las pequeñeces de la burocracia y política interna y de los chismes chavistas que de observar al enemigo y desarrollar tácticas de defensa económicas, sociales, y técnicas, unidos para enfrentar al verdadero enemigo, el gobierno de EEUU y sus aliados.

Pasamos más tiempo quejándonos de Nicolás Maduro, su equipo, la Asamblea Nacional, y nuestro gobierno, que el tiempo que pasamos conversando y discutiendo sobre escenarios de GUERRA, y, lo repito, eso es exactamente lo que quisiera el enemigo, desviar nuestra atención de la cosa más importante y más nefasta para nuestro futuro y el futuro de nuestros niños: el derrocamiento de nuestro gobierno, nuestra Revolución, y la invasión militar/económica por parte del gobierno de EEUU.

“El arte de la guerra es el arte del engaño.”

Al parecer, nosotros como Pueblo, como Revolucionarios, no estamos haciendo lo suficiente para engañar a nuestro enemigo, o para apoyar con ideas y acciones a nuestro gobierno en este tema. Estamos en la mira del enemigo, y no nos damos cuenta porque estamos, como niños en una piñata, cayéndonos a golpes, día tras día.

Finalmente, el gobierno de EEUU nos está engañando, y muy bien — Raúl Bracho lo entiende perfectamente: No es un chiste – Estamos en Guerra.

(aporrea.org)

http://www.aporrea.org/tiburon/a181112.html

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.