Costa Rica y la metamorfosis de una cenicienta en Mundial de fútbol

Publicado por el 20 junio, 2014
costa-rica

costa-ricaRío de Janeiro, 20 jun (PL) Costa Rica vino a la Copa Mundial de fútbol con el cartel de cenicienta, un equipo supuestamente dócil y de talento limitado, y para colmo debía competir en el grupo de la muerte, el D, junto a tres campeones del orbe.

Días antes de pisar suelo brasileño, el país de la Copa, el entrenador de los ticos Jorge Luis Pinto declaró que prefería ese distrito, aunque estuvieran Uruguay, Italia e Inglaterra, porque le gusta coger el toro por los cuernos.

En ese momento, muchas personas lo dieron por loco, nadie podía creer en sus palabras, e incluso lo acusaron de autosuficiente y egocéntrico, que solo perseguía titulares en los medios.

Pero, con un arsenal de colectivismo y solidaridad, y el concurso de algunas individualidades, Costa Rica hizo temblar el planeta el día de su debut, al vencer 3-1 a Uruguay, monarca del orbe en 1930 y 1950, y hoy, en otro partido de armas tomar, doblegó 1-0 a los tetracampeones mundiales de Italia, dos epopeyas que solo Pinto imaginó alguna vez.

A Italia “le quitamos el fútbol y le manejamos el balón. Es inexplicable lo que se siente en un momento así”, declaró Pinto, quien dedicó el triunfo a los hinchas presentes en el estadio y a la gente que, contra viento y marea, siempre confió en su equipo.

Con esos triunfos, la escuadra tica aseguró su boleto a los octavos de final por segunda vez en la historia de estas magnas citas del balompié, tras alcanzar esa fase en 1990.

Además, esos resultados propiciaron, de un tiro, la eliminación de dos campeones mundiales, porque dejó sin opción alguna a Inglaterra (titular en 1966) y puso en la ruleta rusa a italianos y uruguayos, pues solo uno de esos equipos acompañará a Costa Rica a los octavos de final.

El héroe del choque ante Italia, escenificado hoy en el Arena Pernambuco, bajo las crudas temperaturas de Recife, fue el elenco costarricense todo: desde el arquero Keylor Navas y el complejo defensivo hasta Bryan Ruiz, autor de la diana de la victoria en el minuto 44.

Muchos no nos tenían fe porque estábamos en el grupo de la muerte, pero logramos un sueño, ahora los muertos son otros. No nos conformamos con esto, queremos más, advirtió el jugador de 28 años, del PSV Eindhoven en el fútbol de Holanda.

Aunque todavía debe haber muchas personas incrédulas, el mundo presenció hoy como la cenicienta del distrito más complejo del Mundial volvía a tumbar molinos y cambiaba el cartel (y todavía algunos pensaron que México perdió contra Costa Rica en las eliminatorias porque estaba en mala forma deportiva).

Ahora a Costa Rica solo le resta confirmarse en el primer lugar del grupo D, cuando enfrente en su próximo partido del grupo al ya eliminado equipo inglés, mientras Italia y Uruguay chocarán en un duelo fraticida, en el cual el empate le sirve a los europeos, porque ostentan mejor golaverage.

La Copa del Mundo también albergará hoy los duelos Francia-Suiza y Ecuador-Honduras, ambos en el marco del grupo E.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.