Petrocaribe, el pulmón de las pequeñas economías

Publicado por el 7 julio, 2014

Hedelberto López Blanch

¿Podrían imaginarse que le hubiera ocurrido a las pequeñas economías de la región sin la creación de Petrocaribe por el líder bolivariano Hugo Chávez? La crisis habría llegado a niveles insospechados y los ahora famosos fondos buitres que atenazan a la Argentina, estuvieran también saqueando sobre esos países.

En un mundo globalizado donde se imponen extremas políticas neoliberales a favor de los países ricos y de las compañías transnacionales, los miembros de este mecanismo multilateral se han agrupado para resolver sus necesidades energéticas y a la par llevar adelante programas que satisfagan las necesidades sociales que padecen sus habitantes.

A nueve años de su fundación, ocurrida el 29 de junio de 2005, Petrocaribe se ha convertido en protector de las pequeñas economías del Caribe, Suramérica y Centroamérica, e impulsor de políticas sociales más favorables para esos pueblos.

Con la reciente incorporación de El Salvador tras la victoria del presidente Salvador Sánchez Ceren, ya son 19 sus miembros: Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Venezuela.

El ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, argumentó que en el caso de su país, que no posee recursos petroleros, el ingreso a ese organismo representa la posibilidad de que la nación se abastezca de recursos energéticos, bajo los principios de cooperación, solidaridad, comercio justo y complementariedad.

La iniciativa bolivariana de ofrecer a precios preferenciales la mayor parte del petróleo que consumen esas naciones, posibilitó que para los integrantes de esa organización no resultara tan violenta la crisis económica que se inició por Estados Unidos en 2008 y se extendió por Europa Occidental y Japón.

Los integrantes de ese mecanismo, reciben crudo venezolano en condiciones ventajosas, con un financiamiento que llega al 40 % cuando el precio del petróleo supera los 50 dólares; al 50 % si sobrepasa los 80 dólares y al 60 % cuando la barrera se sitúa en 100 dólares. El plazo de financiamiento es de 25 años y la tasa de interés que se aplica es de entre 1 y 2 %.

El organismo cuenta con un sistema de transporte, almacenamiento y refinación propia. Este último renglón alcanza una capacidad en el área de 140 000 barriles día, que aumentarán tras las ampliaciones y ejecuciones de refinerías en Cuba, Jamaica, Dominica, Haití y Nicaragua.

Para la mayoría de estos países que carecen de importantes yacimientos petrolíferos en sus suelos, la dependencia y el costo son mucho mayor pues deben importar los derivados con los altos precios en el mercado internacional.

Surgido y formado por Hugo Chávez como un organismo de integración solidaria, Petrocaribe ha sobrepasado su primera razón de ser, el intercambio petrolero, y ha pasado a etapas superiores al consolidar una zona de desarrollo económico y social entre sus 19 afiliados.

La creación desde 2005 del fondo Petrocaribe ha posibilitado la entrega de 600 millones de dólares para 109  proyectos económicos y sociales que se desarrollan entre sus asociados, sin que medien presiones y amenazas como ha sucedido con las políticas de saqueo y explotación impuestas por Estados Unidos y sus organismos financieros (Banco mundial y el Fondo Monetario Internacional) contra la región desde hace más de un siglo.

Buques del grupo son utilizados para el intercambio de productos y mercancías lo cual libera a la región de pagar altos precios a las compañías marítimas transnacionales.

Asimismo, entre sus miembros se han constituido 14 empresas mixtas en hidrocarburos, petroquímica, transporte y alimentación.

Fundamentales han sido las inversiones en infraestructura energéticas realizadas en los diferentes países, como  plantas de llenado de gas licuado, refinerías, centros de almacenamiento y distribución de crudo y derivados, además de equipos de generación de energía eléctrica.

Se han extendido los programas de educación y se labora para erradicar el analfabetismo con el método Yo Si Puedo proporcionado y asesorado por Cuba. Mientras en la salud, se han creado centros de atención médica, que van desde consultas hasta intervenciones quirúrgicas gratuitas, entre ellas la que le han devuelto la visión a millones de pacientes pobres que nunca hubieran podido pagar por esos servicios.

Gran énfasis se ha puesto en tratar de solventar la grave situación alimentaria con nuevos programas de desarrollo agrícola, debido al encarecimiento de esos productos en el mercado internacional.

Durante la reciente XIII Reunión del Consejo Ministerial de Petrocaribe efectuada en Caracas, se reforzaron los acuerdos tomados en las VII y VIII Cumbres del Grupo, destinados a la creación de una Zona Económica con cinco ejes fundamentales que permitirán avances más rápido de la integración regional.

Estos son: áreas conjuntas en materia de transporte y comunicaciones; encadenamientos productivos e identificar en cada país las capacidades productivas y la manera de complementarlas; desarrollo de políticas turísticas comunes; comercio e integración; impulso social y cultural para trabajar en los temas de alfabetización, misiones sociales que como afirmó el ministro de Petróleo y Minería y presidente de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), Rafael Ramírez, es en definitiva “la razón de ser de nuestro organismo”.

El enorme esfuerzo desarrollado por este mecanismo de integración fue reconocido por el  Director General para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Raúl Benítez.

“Petrocaribe ha hecho un trabajo importante y es un ejemplo para el resto del mundo al entregar solidaridad respetando a los pueblos. Estamos impulsando el proceso de erradicar el hambre y la pobreza con Petrocaribe porque nos podemos complementar”, significó Benítez.

En un mundo donde las naciones poderosas encabezadas por Estados Unidos y la Unión Europea imponen agresivas políticas neoliberales y reglas financieras leoninas, Petrocaribe, al igual que la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han demostrado que con la unión y el fortalecimiento de la integración regional se pueden alcanzar soluciones conjuntas a los graves problemas económicos y sociales que vive hoy la humanidad.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.