¿Qué busca Estados Unidos en Irak?

Publicado por el 28 agosto, 2014

Manuel E. Yepe

“Hemos estado en guerra con Irak durante 24 años, desde las operaciones Escudo del Desierto y Tormenta, ambas en 1990. Poco después de la invasión iraquí de Kuwait en ese año, la maquinaria propagandística estadounidense comenzó a reclamar un ataque contra Irak. Todos recordamos la presentación ante el Congreso de  una joven kuwaití alegando que los iraquíes estaban masacrando a bebitos kuwaitíes sacados de incubadoras. La mujer resultó ser la hija del Embajador kuwaití en Estados Unidos y la historia falsa, pero fue suficiente para hacer girar la posición de Estados Unidos hasta ponerla a favor de un ataque”.

¿Qué hemos logrado en Irak? se pregunta en un artículo con ese título publicado en su blog el controvertido político Ron Paul, médico, escritor, ex congresista republicano por Texas, nominado por el insólito partido Libertario en las elecciones de 1988 y dos veces precandidato en las primarias republicanas en 2008 y 2012.
Paul recuerda que “la segunda guerra de Irak en 2003 costó a Estados Unidos unos dos mil millones de dólares y dejó más de 1 millón de muertos.
Tras derrocar a Sadam Hussein, Estados Unidos instaló en el gobierno a otro títere, Nouri al-Maliki, y ocho años después le ha propinado a éste un golpe de estado acusándolo de desgobierno y divisionismo, cuando lo que realmente incomodó a Washington -según Ron Paul- fue su negativa a conceder la inmunidad solicitada para los miles de soldados estadounidenses que Obama quería mantener en el país.
Paul evoca que, a inicios de este año, el grupo islamista que él identifica como ISIS (Islamic State in Iraq and Syria) y otros llaman EEIL, ISIL, rama iraquí de al-Qaeda o simplemente el califato, con una fulminante ofensiva, ocupó una amplia franja de Irak.
Esa organización había estado operando en Siria en busca del derrocamiento del gobierno de ese país y contaba ya con una amplia gama de sofisticadas armas, que generalmente ocupaba a los varios grupos de oposición armada al gobierno de Siria aprobados por Washington y abastecidas abundantemente por el gobierno estadounidense en su empeño por derrocar violentamente al gobierno del Presidente Bashar al Assad, pero sin aliados capaces de canalizar sus designios.
Según Paul, se ha difundido ampliamente que combatientes de la organización fundamentalista islámica han sido entrenados en campos secretos de la CIA en Jordania y Turquía.
Recientemente, ISIS se convirtió en el blanco de una nueva campaña de bombardeos estadounidenses en Irak. El pretexto esta vez ha sido la situación de una minoría religiosa en la región kurda actualmente bajo ataque de ISIS. El gobierno de Estados Unidos y los medios de comunicación advirtieron que hasta 100 mil personas de este grupo, incluyendo unos 40 mil aislados en una montaña, podrían ser sacrificados si Estados Unidos no intervenía de manera inmediata y, lamentablemente, los norteamericanos  -una vez más- cayeron en la trampa propagandística y bombas estadounidenses comenzaron a caer nuevamente el Irak.
Luego se determinó que eran apenas dos mil las personas que estaban en la montaña y muchos de ellos habían estado viviendo allí por muchos años y no querían ser rescatados.
Paul se pregunta “¿por qué el gobierno estadounidense no dijo una palabra cuando fueron expulsadas de Irak tres de cada cuatro cristianos durante los diez años de nuestra ocupación? ¿Por qué Estados Unidos no dijo nada sobre los cristianos masacrados por sus aliados en Siria o por todos los palestinos muertos en Gaza o los étnicos rusos asesinados en Ucrania oriental?”
La situación humanitaria es cínicamente manipulada por la administración Obama que ha comenzado otra guerra en Irak. El Congreso permanece en silencio y los medios de comunicación se hacen eco de los pretextos que el gobierno ha usado para volver a atacar a Irak.
Concluye su comentario Ron Paul señalando que “Después de 24 años estamos de vuelta donde empezamos. ¿No es hora de repensar esta fracasada política intervencionista? ¿No es hora de dejar de confiar en el gobierno y su propaganda de guerra? ¿No es hora de irnos de Irak?”.
A Ron Paul se le define como conservador y libertario. Cree que “el papel del gobierno debe ser propiciar defensa nacional, un sistema de cortes para disputas civiles, una corte criminal para los actos de fuerza y fraude, y casi más nada”. Ha sido caracterizado como “padrino intelectual” del Movimiento Tea Party.
Rand Paul, uno de los cuatro hijos de Ron, es Senador por el estado de Kentucky desde 2010 y se considera como un fuerte optante a la boleta presidencial de 2015 por el partido republicano.
Agosto 23 de 2014.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.