Valeri Spiridónov, primera persona cuya cabeza será transplantada

Publicado por el 18 mayo, 2015

MOSCÚ, 14 DE MAYO — El programador ruso Valeri Spiridónov, la primera persona en el mundo cuya cabeza será trasplantada a otro cuerpo, en una entrevista exclusiva a RT en Español explica cómo se atrevió a involucrarse en una operación semejante.

 

RT: ¿Podría usted contarnos algunos detalles sobre cómo surgió la idea de participar en este proyecto?

 

VALERI SPIRIDÓNOV: En realidad, debido al estado de mi salud, desde hace tiempo he estado buscando alguna técnica que pudiera ayudarme. He estudiado muchas publicaciones médicas, muchas investigaciones que se realizaron hace tiempo, en los años 30 y 40, y también en los 70. De hecho, hace tiempo que sigo atentamente el tema del trasplante de todo un organismo. Por eso, cuando hace unos dos años, encontré el artículo del doctor (neurocirujano) Canavero en una revista científica, pensé que si él se proponía usar una técnica que no existía en el momento en que se realizaron los anteriores experimentos, quizá, para mí, fuera una oportunidad de conseguir lo que necesito y al mismo tiempo contribuir a la ciencia. Y es que me gusta mucho la ciencia, me dedico a ella cada día y lo hago con mucho interés. Pensé que cuanto antes lo encontrara, y me ofreciese como voluntario, dándole mi consentimiento para participar en este experimento, más alta sería la probabilidad de que mi sueño se haga realidad.

 

RT: ¿Usted confía plenamente en el doctor Canavero? ¿Mantiene contacto con él?

 

V.S.: Mantenemos contacto a diario por correo electrónico y por Skype. Por supuesto, nos comunicamos mucho pero yo por ahora trato de no importunarle pidiéndole que me explique los detalles técnicos. Estos datos se expondrán en la conferencia que tendrá lugar en Estados Unidos en junio de este año. Para esta conferencia está programada una gran presentación que debe convencer al mundo científico de que Canavero propone cosas serias. Por eso por ahora tan solo nos coordinamos para saber dónde estará cada uno y qué entrevistas daremos porque a veces damos entrevistas simultáneamente por Skype, él desde Italia, yo desde aquí. Estas entrevistas son grabadas por muchas cámaras. Por supuesto, trato de hacer todo lo que depende de mí para que doctor Canavero cuente con toda la colaboración necesaria. Es decir, explico lo vital y necesaria que es esta operación, no solo para mí sino para toda la humanidad, porque el impulso que dará a la ciencia será capaz de revolucionar tanto la medicina como otras ramas científicas afines. Por eso, en cualquier caso, este camino que he empezado a recorrer será útil y espero que, por lo que a mí respecta, se obtengan muchos resultados positivos.

 

RT: ¿Usted se siente orgulloso al pensar que, si todo sale bien, será la primera persona en superar esta operación, un pionero en este ámbito revolucionario?

 

V.S.: Tomo las cosas con mucha calma y no me dejo llevar por el orgullo o la vanidad. Soy ingeniero, así que entiendo que hay objetivos, tareas y que hay que encontrar la forma de realizarlas. Mi modo de pensar me permite gestionar todo esto con calma. Espero que en el futuro siga siendo capaz de evitarlo. Por el momento lo único que quiero es que esto se haga realidad y que sea un éxito. En cuanto a mí, hago todo lo posible para que así sea.

 

RT: Desde el punto de vista técnico, el trasplante de la cabeza a otro organismo, parece algo difícil de creer hoy en día. ¿Le ha hablado el doctor Canavero de los riesgos que conlleva?

V.S.: Conlleva muchos riesgos. Le digo más: por el momento hay más riesgos que posibilidades de éxito. Pero conozco en detalle todas las etapas de la operación. Está descrito en su estudio científico, al que se puede acceder libremente a través de Internet, de manera que quien lo desee puede leerlo. Se estima que la operación durará 36 horas. Constará de varias etapas; en la primera de ellas se enfriarán los tejidos del cerebro y los tejidos del cuerpo del donante. Después de la operación habrá un mes de coma durante el cual se soldarán las fibras nerviosas y los tejidos óseos, a lo cual seguirá un año de rehabilitación. Si me pongo a imaginar detalladamente todo el proceso asumo que pueden surgir muchos problemas en cada una de estas etapas. Entiendo que el riesgo es similar al de los primeros vuelos pilotados o al de los primeros vuelos al espacio. Quizá sea aún más alto, porque por el momento nadie ha intentado hacer algo así con seres humanos. Pero espero que en cada etapa consigamos una gran cantidad de datos científicos que permitirán realizar este tipo de operaciones, si no hoy, quizá en un futuro próximo. Creo que, en el fondo, no es sino el desarrollo lógico de la técnica de los trasplantes.

 

RT: Usted mencionó que se podría comparar este experimento con los primeros vuelos al espacio. ¿Esta comparación le hace sentirse más tranquilo?

 

V.S.: Me tranquiliza el hecho de que tanto Gagarin como Armstrong regresaron y vivieron una vida larga y feliz, aunque en el caso de Gagarin no tan larga como hubiera podido ser. Ambos aportaron algo a la historia. Cambiaron a la humanidad, porque después de estos vuelos hubo un gran avance en la microelectrónica, en el desarrollo de materiales y en muchas otras disciplinas. Esperemos que esta operación también sea un impulso para el desarrollo de la humanidad.

 

RT: Como ingeniero, desde el punto de vista científico, ¿qué es lo que le preocupa más?

 

V.S.: Por supuesto, el problema más complicado fue y sigue siendo la regeneración del tejido nervioso de la médula espinal. Es necesario que las fibras nerviosas del cerebro se conecten con las correspondientes fibras nerviosas del cuerpo y puedan controlarlo. Es lo esencial de esta operación, porque ya hoy en día se puede mantener toda la cabeza en funcionamiento, pero darle un nuevo cuerpo y la posibilidad de controlarlo, por ahora es lo más difícil. Que yo sepa hay muy pocos experimentos exitosos en este ámbito.  Sé que ahora se realizan trasplantes de extremidades. Es decir, se trasplantan con éxito manos, dedos, etc. llegando a recuperarse parcialmente la sensibilidad de estas extremidades. Así pues, ya existen ciertos avances. Esperamos que en la gran presentación, que tendrá lugar en junio, tengamos más datos que tranquilicen a todos.

 

RT: Falta más de un año para la operación.

 

V.S.: Se realizará en 2017. Es la fecha preliminar.

 

RT: ¿Y cómo se siente ahora? ¿No siente usted algo de miedo? 

 

V.S.: De momento, no siento ningún temor. Tengo mucho que hacer, estoy en contacto con mucha gente. Esta iniciativa es de interés para muchas personas. Muchos la apoyan. Otros proponen alternativas para solucionar mi problema, modos de mejorar mi calidad de vida. En fin, tengo muchos contactos sociales, mucha información, viajo mucho. El miedo no tiene lugar cuando se es consciente de la importancia de lo que está sucediendo. Mientras sienta esta importancia, mientras cada día traiga algún nuevo resultado o alguna técnica nueva u olvidada, mientras haya nuevos encuentros, creo que hay que seguir trabajando. Supongo que, por supuesto, sentiré miedo, sobre todo en vísperas de la operación. Pero eso es natural: seguro que los cosmonautas también tuvieron miedo. Pero eso no supone un problema. Lo más importante es tener una meta y entender el porqué de todo esto. Así que no creo que represente un problema.

 

RT: Y usted, ¿qué es lo que espera de su nuevo cuerpo? ¿Cómo se imagina esa nueva vida?

 

V.S.: Por supuesto, tras estar 30 años subyugado por la enfermedad, abocado a moverme en silla de ruedas, dependiendo de asistentes, quisiera cambiar, experimentar qué es vivir como una persona normal,  hacer lo que una persona sana hace cada día sin enfrentar las dificultades que debo superar cotidianamente. Es decir, quisiera tener una libertad básica. En cuanto al nuevo cuerpo, no tengo ningún criterio o preferencia. Solo que sea un cuerpo un poco más sano que el que tengo ahora. Por lo demás, podría mejorar su estado por medio de ejercicios físicos, deporte y alimentación adecuada. Espero que sea posible.

VIDEO http://actualidad.rt.com/programas/entrevista/174795-entrevista-valeri-spiridonov-primera-persona-trasplante-cabeza

 

 

С уважением,

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.