Santos presenta la propuesta del pacto agrario mientras campesinos hacen cumbre paralela

Publicado por el 12 Septiembre, 2013

Juan Manuel SantosBogotá, 12 sep (PL) El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, presentó hoy la propuesta de un gran pacto nacional por el agro y el desarrollo rural en medio de la ausencia de varios sectores campesinos que califican esta iniciativa de “un falso positivo”.

“El pacto nacional es un falso positivo, nos vamos para la Cumbre agraria”, afirmó en un mensaje en la red social Twitter la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo (MIA), que organizó esta reunión paralela para reafirmar la unidad de todas las organizaciones del sector que aún permanecen en paro.

Los voceros de la MIA agregaron que no están con ese pacto nacional y rechazaron el nombramiento del nuevo ministro de Agricultura, Ruben Darío Lizarralde.

Si logramos que de aquí salga una verdadera política agropecuaria, moderna, equitativa hacia el futuro, el paso que habremos dado para el desarrollo de este país sería fundamental, subrayó al inicio de la instalación del gran pacto agrario el presidente colombiano quien aspira que este sea un ejercicio incluyente.

Sin embargo los campesinos subrayan que esta iniciativa gubernamental no recoge ni reconoce las expresiones organizativas y propuestas del movimiento agrario.

El pacto nacional de Santos, subrayan, es una componenda de los gremios y élites terratenientes como lo fue el llamado “Pacto de Chicoral”, con el que se sepultó la posibilidad de Reforma Agraria en el país.

En la instalación de la Cumbre Agraria más de dos mil 500 agricultores e indígenas de varias regiones del país llamaron a fortalecer la unidad del movimiento social colombiano.

De acuerdo con el programa de trabajo, los distintos sectores trabajarán en un pliego único de exigencias presentado al Gobierno y conformarán estrategias para fortalecer la unidad del movimiento social y desarrollo de una propuesta de país, que responda a la necesidad de los verdaderos cambios estructurales.

La Cumbre, apuntan los organizadores, busca contribuir a la definición de las rutas estratégicas de unidad que determinen acciones políticas desde los sectores sociales y populares de Colombia.

Los trabajadores del campo en sus seis puntos de exigencia piden, entre otras cosas, acceso a la propiedad de la tierra, reconocimiento a la territorialidad campesina e inversión social en la población rural y urbana en educación, salud, vivienda, servicios públicos y vías.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share
Share