El Papa pide reformar el actual orden económico mundial

Publicado por el 26 Noviembre, 2013

papa-franciscoCaracas, 26 Nov. AVN.- El Papa Francisco llamó a impulsar una reforma al orden económico mundial existente, al cual calificó como injusto desde su raíz y conducente a la exclusión y la desigualdad.

El Sumo Pontífice hizo esta observación en la Exhortación apostólica Evangelii Gaudium publicada esta semana, el primer documento de importancia divulgado durante su período al frente de la Iglesia Católica, reseñó Prensa Latina.

El Papa señala en ese texto que la reforma económica debe estar basada fundamentalmente en la ética.

“Una reforma financiera que no ignore la ética requeriría un cambio de actitud enérgico por parte de los dirigentes políticos, a quienes exhorto a afrontar este reto con determinación y visión de futuro”, señaló.

El máximo representante de la Iglesia Católica criticó que el actual sistema económico que rige en el mundo tiende a la exclusión y la inequidad, puesto que considera al dinero como principal objetivo de la vida, en detrimento de la valoración del ser humano.

“Esa economía mata. No se puede tolerar que se tire comida cuando hay gente con hambre. Eso es inequidad. Hoy todo entra dentro del juego de la competitividad y la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil. Se considera al ser humano como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar”, indicó.

Agregó: “¡El dinero debe servir y no gobernar!”.

El papa Francisco señaló que el sistema económico actual produce fenómenos funestos como la primacía del dinero por encima del hombre, el crecimiento de la corrupción, el enriquecimiento desmedido de unos que implica el empobrecimiento de otros, y el olvido de la esencia humanista de la civilización.

“Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe”, alertó.

Añadió que “resulta imposible pedir el fin de la violencia mientras persistan las desigualdades: se acusa de la violencia a los pueblos pobres pero, sin igualdad de oportunidades, las diversas formas de agresión y de guerra encontrarán un caldo de cultivo que tarde o temprano provocará su explosión”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share
Share