Refuerza EE.UU. sanciones económicas contra Rusia

Publicado por el 16 julio, 2014
eeuu

eeuuWashington, 16 jul (PL) El gobierno de Estados Unidos reforzó hoy las sanciones unilaterales económicas y financieras que aplica desde hace meses contra Rusia motivadas por la situación de violencia en el este de Ucrania.

Entre las empresas objeto de estas sanciones figuran los bancos Gazprombank y Vnesheconombank y las compañías energéticas Rosneft y OAO Novatek, señaló el subsecretario del Departamento del Tesoro, David S. Cohen, en una conferencia telefónica.

Las penalizaciones, que abarcan grandes bancos y empresas del sector energético que en lo adelante verán restringido su acceso al mercado estadounidense, son consideradas las más severas impuestas por Washington a Moscú, precisó la página digital del diario The New York Times.

Según algunas fuentes, el endurecimiento de las medidas punitivas fue coordinado con la Unión Europea, que este miércoles efectuó en Bruselas una cumbre de jefes de Estado y Gobierno de los 28 estados miembros.

A propósito, la Casa Blanca anunció que el presidente Barack Obama realizará en las próximas horas una declaración sobre la situación en Ucrania y su política exterior.

Con anterioridad, medios de prensa analizaron que la administración demócrata se encuentra frustrada ante la renuencia de los gobiernos del denominado Viejo Continente de tomar acciones más enérgicas contra la nación euroasiática.

Según analistas estadounidenses y europeos, citados por el sitio digital Bloomberg, los deseos de la Casa Blanca de castigar al Kremlin, aun sin el respaldo europeo, ocurre cuando críticos del gobierno de Obama lo acusan de verter repetidas advertencias sobre sanciones más duras sin concretar acciones.

Por otra parte, subrayaron que Europa esté temerosa de que la aplicación de penalizaciones más duras contra Rusia pudiera revertirse y dañar sus propias economías, debido al fuerte vínculo entre ambas partes.

Washington insiste en acusar a Rusia de intensificar la crisis en Ucrania mediante un supuesto apoyo a los independentistas de las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este ucraniano.

Diversas fuentes apuntan que la actual situación de violencia se deriva del golpe de Estado que provocó el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich, en marzo pasado, el cual fue alentado y financiado por el gobierno estadounidense.

Semanas atrás, la administración Obama amplió a casi una treintena la lista de ciudadanos rusos sujetos a sanciones, entre quienes se incluyen políticos, funcionarios, empresarios y compañías como Gazprom y el banco Rossia.

Las medidas punitivas estuvieron motivadas por la decisión del presidente Vladimir Putin de apoyar los resultados del plebiscito celebrado en Crimea, en el que más del 97 por ciento de los ciudadanos de esa república autónoma decidieron adherirse a Rusia.

Obama había sugerido además que las compañías estadounidenses con intereses en Rusia también podrían verse afectadas por futuras acciones contra sus homólogas en la nación euroasiática.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.