Presidentes de Chile y Bolivia retomarán agenda de 13 puntos sin exclusiones

Publicado por el 29 enero, 2015
Evo-Bachelet

Evo-BacheletSan José, COSTA RICA, 29 ene (ABI).- El canciller boliviano, David Choquehuanca, confirmó el jueves que los presidentes de Chile y Bolivia, Michelle Bachelet y Evo Morales, hablaron, durante una reunión bilateral de poco menos media hora en San José de Costa Rica, de retomar la Agenda de los 13 Puntos, que incluye el reclamo de La Paz por una salida soberana al Océano Pacífico.

“Han hablado la posibilidad de retomar la agenda de los 13 puntos, sin exclusiones”, afirmó Choquehuanca en declaraciones a la ABI.

A solicitud de la mandataria chilena, Morales y Bachelet conversaron a puerta cerrada y en privado después de que el presidente anfitrión de Costa Rica, Luis Guillermo Soliz, transfiriera la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC, cuya tercera cumbre se celebró en las ciudades ticas de San José y Belén) a su colega ecuatoriano Rafael Correa.

Al tiempo de enfatizar que ambos mandatarios abordaron la “posibilidad de retomar la Agenda de los 13 Puntos”, inactiva desde noviembre de 2012, Choquehuanca expresó su extrañeza por las afirmaciones posteriores, a medios de su país, de su homólogo chileno, Heraldo Muñoz, en sentido de que en la bilateral se trató la posibilidad de asumir la Agenda sin el tema mar.

“El Canciller de Chile va a contrasentido. Parece que no existe una buena comunicación con su Presidenta”, afirmó Choquehuanca.

El punto 6 de la Agenda, pactada en mayo de 2006 entre Bachelet y Morales, se refiere a la reivindicación marítima de Bolivia.

Los presidentes de Bolivia y Chile se encontraron de manera colateral a la III Cumbre de la CELAC, que les hizo coincidir entre miércoles y jueves en Costa Rica.

La Agenda de los 13 Puntos, instaurada por Morales y Bachelet en 2006, incorporó, por primera vez en la pedregosa historia de la relación bilateral, reducida de los años “70 del siglo pasado a vínculos consulares, el centenario reclamo de la mediterránea Bolivia de una salida al mar, pero durante el mandato (2010-2014) del empresario Sebastián Piñera, sucesor de la Presidente socialista, fue congelada.

Desde finales del siglo XIX, Bolivia demanda pacíficamente a Chile una salida propia al mar.

Tras el congelamiento de la Agenda de los 13 Puntos, considerado el mayor acercamiento de Bolivia y Chile desde 1879, cuando el primero resignó, por la fuerza de las armas, sus 400 km lineales de costa y 120.000 km2 de ricos territorios mineros, a manos del segundo, La Paz radicó en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) un juicio para obligar a Santiago a negociar de buena fe una salida boliviana al mar, sobre la base de una serie de hasta 9 compromisos asumidos por La Moneda en diversas etapas del siglo XX.

Bolivia celebra una campaña internacional para aclarar que el juicio a Chile ante la CIJ no roza siquiera el Tratado de 1904, que la dejó mediterránea y que el gobierno de Morales lo ha calificado de “injusto, impuesto e incumplido”.

La Paz y Santiago pleitearon los últimos meses en un estrado de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALADI) sobre las trabas que enfrenta el comercio exterior boliviano en los puertos privatizados de Chile, en abierta contradicción a la principal estipulación del Tratado de 1904 que otorga a Bolivia libre tránsito a perpetuidad.

El gobierno boliviano demostró con pruebas que Chile ha violado tal prescripción. El de Chile esgrimió lo contrario pero la ALADI recomendó a Chile asumir sus compromisos táticos.

La Agenda de los 13 Puntos implica los temas más sensibles de la relación bilateral, entre otros, el desvío unilateral por Chile del binacional Río Lauca, en 1961 y los recursos hídricos de los manantiales del Silala que, nacidos en territorio de Bolivia, abastecen varias ciudades del norte de Chile y principalmente la mina cuprífera de Chuquicamata, la más grande del planeta a tajo abierto en la región de Calama, sostén del erario público chileno.

Se trata de entre 5.000 y 14.000 litros/segundo que, por vía de un complejo artificial de acueductos, desembocan en territorios andinos de Chile desde 1906, cuando una empresa privada de ferrocarriles en Chile y la Prefectura de Potosí, en cuya jurisdicción se hallan los bofedales, firmaron un contrato de derecho internacional privado para surtir las necesidades de las locomotoras a vapor.

La Moneda viene de impugnar la competencia de la CIJ tras el juicio marítimo plantado por Bolivia. La CIJ podría pronunciarse en julio que viene sobre la digresión esgrimida por Chile.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.