OCDE: Estados Unidos, México y Chile encabezan lista de países con mayores desigualdades

Publicado por el 25 mayo, 2015
mexico-desigualdad

mexico-desigualdadCaracas, 25 May. AVN.- En Estados Unidos, México y Chile, así como en Turquía e Israel, la desigualdad, especialmente en los ingresos, ha alcanzado alzas sin precedente, de acuerdo con el más reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), presentado el pasado 21 de mayo en París, Francia.

La entidad -creada hace 54 años y que agrupa 34 países, con la misión de promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas- ha registrado en este informe que la desigualdad se encuentra en el nivel más alto desde que la instancia levanta estadísticas sobre el tema.

“Hemos llegado a un punto de inflexión. La desigualdad en los países de la OCDE se encuentra en el nivel más alto desde que empezaron a registrarse estadísticas”, comentó el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, durante la presentación de dicho informe, denominado Todos juntos: ¿Por qué reducir la desigualdad nos beneficia?, publicado en la página web de la OCDE.

La desigualdad es aún más alta en las grandes economías emergentes si se miran en conjunto, aunque en algunas de ellas, entre ellas la de Brasil, ha disminuido, recalca la OCDE en su informe.

El documento también muestra que el patrimonio se concentra aún más en el extremo superior que el ingreso, lo cual incrementa la desventaja general de las familias de ingresos bajos.

“La evidencia indica que una alta desigualdad es negativa para el crecimiento. La razón de ser de una acción de política es tanto económica como social. Al no trabajar en resolver la desigualdad, los gobiernos afectan el tejido social de sus países y perjudican su crecimiento económico de largo plazo”, recalcó Marianne Thyssen, comisaria Europea para el Empleo, Asuntos Sociales, Competencias y Movilidad en el Empleo.

En el informe se destaca la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo. “La creciente proporción de personas que trabajan a tiempo parcial, con contrato temporal o que son autoempleadas es un factor importante del incremento constante de la desigualdad”, indica. Entre 1995 y 2013, más del 50% de los empleos creados en los países de la OCDE se ubicaron en estas categorías.

En particular, los trabajadores temporales poco calificados tienen ingresos mucho más bajos e inestables que los trabajadores permanentes. Los jóvenes son los más afectados: el 40% tienen empleos atípicos y cerca de la mitad de los trabajadores temporales tienen menos de 30 años de edad. Asimismo, son menos sus probabilidades de cambiar de un empleo temporal a uno permanente y estable.

En ese sentido, la OCDE llama a  trabajar en la promoción de la igualdad de género en el empleo, ampliar el acceso a mejores empleos, y estimular una mayor inversión en formación y adquisición de competencias durante toda la vida laboral.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.