La deuda externa de Bolivia se redujo de 52 al 17% en diez años años

Publicado por el 24 noviembre, 2015
bolivia-deuda

Ginebra, 24 nov (ABI).- La deuda externa de Bolivia redujo 35 puntos porcentuales, de 52 a 17%, de su Producto Interno Bruto (PIB), en la última década, pese a la mayor inversión pública de la historia nacional, precisó el ministro boliviano de la Economía, Luis Arce, en el marco de la X Conferencia Internacional sobre el Manejo de la Deuda, verificada en la ciudad de Ginebra y organizada por Naciones Unidas.

“En el año 2005 la deuda externa de Bolivia con respecto al PIB era del 52% y el año 2015 se redujo esta relación deuda externa-PIB, al 17%; generando un amplio margen para acceder a nuevos créditos”, afirmó el dignatario boliviano durante su exposición en la conferencia titulada Manejo de la Deuda para un Desarrollo Inclusivo y Sostenible, en la órbita de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés).

En 2005, un año antes de la asunción del presidente Evo Morales, el PIB boliviano se alzaba apenas por encima de los 9.000 millones de dólares, índice que en 2015 se multiplicó por poco menos de 4, hasta orillar los 33.000 millones de dólares.

Arce, que habló tácitamente de un valor de 5.600 millones de dólares de deuda en 2015, cuando la inversión pública oscila entre los 6.000 y 6.500 millones de dólares, participó como invitado de honor junto al presidente de Irlanda, Michael D Higgins en la sesión de inauguración de la UNCTAD, cuyos Estados miembro interactúan en temas de políticas referidas al comercio y el desarrollo y analizan políticas relativas a los desafíos de la globalización y la integración de los países en desarrollo al sistema de comercio internacional.

“Esta nueva política de endeudamiento ha permitido que Bolivia pase de ser un país altamente endeudado a obtener los niveles de endeudamiento más bajos de la región, de este modo se demuestra la sostenibilidad de la deuda y la responsabilidad para asumirla en el marco de la soberanía económica y la transparencia”, argumentó Arce.

Dijo que la reducción de la deuda bi y multilateral de Bolivia le ha permitido al país sudamericano, por cuestión de fiabilidad, captar mayores volúmenes de crédito exterior para fines principalmente de reparación social histórica, además de gatillar la industrialización del país desde el Estado.

“En este marco de endeudamiento estratégico se destinan dichos recursos a proyectos sociales que se traducen en inversiones de capital humano, como así también son canalizados a proyectos de infraestructura e industrialización que permiten generar alta rentabilidad y aumentar el valor de ingreso para el país”, afirmó.

El Ministro de la Economía de Bolivia destacó, durante su ponencia, la importancia de la implantación del designado Nuevo Modelo Económico y Productivo y Social que aplicó un giro copernicano a la administración de la economía local y otorgó al Estado el rol protagónico en la redistribución del excedente económico, producido por sectores estratégicos hacia sectores creadores de ingreso y empleos.

Arce refirió, a manera de ilustración, una sinergia capaz de generar crecimiento económico sostenido en los últimos 10 años en Bolivia.

La autoridad boliviana, uno de los 2 ministros decano en el gobierno de Evo Morales desde 2006, destacó asimismo la creación, en 2007, del Consejo Interministerial de Deuda Pública (COIDEP), encargado definir la política pública de endeudamiento del Estado Boliviano para contribuir al desarrollo económico y social del país.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.