¿Qué sabes sobre las guerras de sexta generación?

Publicado por el 27 noviembre, 2015

Roso Grimau *

 

Hace más de un año, desde la Unidad de Análisis “Fabricio Ojeda” adscrita al Foro Social Mundial (FSM) y a los Movimientos Sociales de UNASUR, venimos realizando postulados acerca de la Guerra de Sexta Generación, la cual hemos definido como una Guerra Difusa, y en la cual el imperialismo hace uso de todos los mecanismo de ataque posibles contra los pueblos del mundo que desea dominar con el objeto de expoliar sus recursos. La principal premisa geopolítica de la dominación imperial siempre ha sido que todo plan económico imperialista esta precedido por el despliegue de la fuerza militar que garantice su ejecución y control.

Como lo hemos afirmado en el año 2014, “El análisis estratégico sobre los planes del imperialismo en materia de Guerra de Sexta Generación nos llama a reflexionar profundamente, desde la dialéctica marxista podemos inferir los planes que desde los tanques pensantes se ciernen desde ya sobre el mundo entero, ¿serán en el futuro próximo acaso los planes de aprobar en la ONU un nuevo concepto difuso de una tal “Integridad Electoral”, la nueva táctica de combate sin uso de armas?”, ver http://rosogrimau.blogspot.com/2014/11/guerra-de-sexta-generacion-y-procesos.html, Guerra de Sexta Generación y Procesos Electorales, 14/11/2014.

En otra oportunidad, también expresamos que para nosotros “la Guerra de Sexta Generación se basa en documentos del pentágono, del ejército norteamericano, y de toda la estructura de los tanques pensantes que diseñan las estrategias y las tácticas de los perros de la guerra (con el perdón de alusión a inocentes animales); en vez de llamarlos así, debemos hacer referencia a los criminales y asesinos que como robots humanos son utilizados para cometer los más horrendos crímenes en nombre de una supuesta “integridad”, –de la lucha contra el “terrorismo malo” –, o mejor dicho, como ya lo avizoraba y advertía nuestro Libertador Simón Bolívar sobre la bota norteña destinada a plagar la América de miserias en nombre de la libertad”.

El Manual de Capacitación de Fuerzas Especiales del Ejército de EEUU en Guerra No Convencional TC 18-01 de noviembre del 2010, en sus 97 páginas resume cada una de estas acciones que se han venido ejecutando con muy buenos resultados en varios países como Libia, Siria, Ucrania y Venezuela, (“U.S. Army Special Forces Unconventional Warfare Training Manual November 2010”) –este manual se puede se descargar en inglés, ya que se encuentra publicado en varias páginas en internet, como el documento en formato pdf que se encuentra en el enlace siguiente: https://info.publicintelligence.net/USArmy-UW.pdf–, en él podemos corroborar en detalle cada una de las fases y acciones que deliberadamente han sido perpetradas para generar los resultados de la desestabilización criminal a los gobiernos que afectan los intereses de dominación y expoliación del imperialismo con sus políticas de legítima defensa de la soberanía nacional y autodeterminación de los pueblos.

Esta es la realidad en el actual mundo globalizado y postmoderno, en el que aún se sigue hablando de guerras de cuarta generación, cuando hemos visto sucederse algunas guerras de quinta generación e incluso estamos presenciando, sintiendo el desarrollo de Guerras de Sexta Generación sin siquiera darnos cuenta.

En el capítulo I de este manual del ejército norteamericano TC 18-01 se definen las actividades que serán llevadas a cabo por el Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), destinadas a crear las condiciones que permitan que un movimiento de resistencia o de insurgencia pueda coaccionar, interrumpir o derrocar a un gobierno o al poder ocupante; operando a través o con las fuerzas clandestinas, auxiliares, y guerrilleras de una determinada zona a anular. Definen para ello los conceptos de guerra generalizada, guerra de guerrillas, insurgencia, guerra limitada, movimientos de resistencia y subversión. Tratan sobre el papel de la guerra no convencional en la estrategia nacional de los Estados Unidos y de la viabilidad del patrocinio norteamericano.

Afirman en dicho manual que esas condiciones deben dividir o debilitar suficientemente los mecanismos de organización que el régimen puede utilizar para mantener el control sobre la población civil de organizar con éxito el núcleo mínimo de actividades clandestinas de la resistencia. Si se observa bien, estas técnicas para lograr un cambio de régimen coinciden con lo perpetrado entre 1972 y 1973 en Chile para el criminal golpe militar fascista contra el Presidente Salvador Allende, y lo aplicado luego contra Nicaragua Sandinista, o para frenar el avance del FMLN en EL Salvador, técnicas que han sido perfeccionadas mas tarde para su aplicación en Afganistán e Irak, posteriormente en Pakistán, Egipto y Libia; y más recientemente en Siria, Ucrania, y Venezuela.

Estas Guerras Difusas que hoy se escenifican por medio de la manipulación mediática de la conciencia colectiva, dentro del esquema de Operaciones Psicológicas (Syc Op) inventan nuevos enemigos necesarios como el mal llamado “Estado Islámico”, justificando la destrucción por cualquier medio de los recursos logísticos de naciones soberanas e independientes como el caso de Siria, donde sin intervenir con tropas propias, se usan mercenarios y terroristas como “Ejércitos Difusos, y se comparten gastos y responsabilidades con los países aliados y países lacayos en un esfuerzo de reducción de los altos costos políticos y económicos de las guerras de cuarta y quinta generación.

Los Coroneles Qiao Liang y Wang Xiangsui de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China, en su obra La Guerra sin Límites de febrero de 1999 (Unrestricted Warfare) afirman que esta consiste en “usar todos los medios disponibles que impliquen el uso de la fuerza de las armas o de medios que no impliquen la fuerza de las armas, de medios que acarreen bajas y de medios que no acarreen bajas, para obligar al enemigo a obedecer nuestros propios intereses”. “Esto incluye la aparición de actores no estatales, que disponen de conocimientos y tecnologías de alto nivel y que pueden llevar a cabo ataques asimétricos con la intención de promover intereses individuales o grupales”. Para el imperialismo no existen límites cuando el fin económico para ellos justifica el uso de todos los medios. Para los autores, esta Guerra sin Límites son ataques integrados explotando todas las áreas de vulnerabilidad como lo son:

  1. La Guerra Cultural, controlando o influenciando los puntos de vista culturales de la nación adversaria.
  2. La Guerra de las Drogas, invadiendo a la nación adversaria con drogas ilegales.
  3. La Guerra de la Ayuda Económica, empleando la dependencia a la ayuda financiera para controlar al adversario.
  4. La Guerra Ambiental, destruyendo los recursos ambientales a la nación adversaria.
  5. La Guerra Financiera, subvertiendo o dominando el sistema bancario del adversario y su mercado de valores.
  6. La Guerra de las Leyes Internacionales, subvirtiendo o dominando las políticas de las organizaciones internacionales o multinacionales.
  7. La Guerra Mediática, manipulando los medios de prensa nacionales y extranjeros.
  8. La Guerra en Internet, mediante el dominio o destrucción de los sistemas informáticos transnacionales.
  9. La Guerra Psicológica, dominando la percepción de las capacidades de la nación adversaria.
  10. La Guerra de Recursos, controlando el acceso a los escasos recursos naturales o manipulando su valor en el mercado.
  11. La Guerrade Contrabando, invadiendo el mercado del adversario con productos ilegales.
  12. La Guerra Tecnológica, ganando ventaja en el control de tecnologías civiles y militares claves.

En resumen, los autores nos enumeran una serie de prácticas en las cuales se nos ataca y arremete por medio del uso del Terrorismo y Fascismo, donde a través de la promoción perversa de intereses individuales o grupales se conduce al derrocamiento del gobierno enemigo mediante cualquier tipo de estrategias o combinación de ellas, como la guerra civil, la invasión directa, el golpe constitucional, el soborno, el ataque a la moneda nacional, el magnicidio u otras variantes que puedan surgir en la práctica. Esta información se estudia para su perfeccionamiento a diario en las más prestigiosas universidades y medios del mundo entero, existiendo posiciones irreconciliables a favor y en contra del intervencionismo.

La Guerra de Sexta Generación se basa precisamente en esta “Doctrina de la Guerra Permanente” o “Guerra sin Límites”, y en la Doctrina de “Alcance Global”, por las cuales no existe tiempo ni espacio que delimite los escenarios de guerra; es una Guerra Difusa y Holística que abarca todas las alteraciones posibles en todos los órdenes de la vida, esto incluye dentro de las estrategias de ataque a las Naciones la Guerra Económica, la Guerra Mediática, la Ciberguerra, la Guerra en las Redes Sociales, el ataque a las Instituciones del Estado, a los Liderazgos Políticos, a los valores culturales, a los principios éticos y morales, constituyendo una devastación total a la sociedad de los países que se requiere dominar, es una Guerra Total destinada a crear el mayor caos posible a todo nivel.

La GUERRA DE SEXTA GENERACIÓN la hemos definido como GUERRA DIFUSA; ya que hoy no son ni la guerra prolongada, asimétrica, de baja intensidad, guerra de guerrillas, ni de operaciones encubiertas, la que se viene escenificando en contra de nuestros pueblos que luchan por sus propios proyectos de desarrollo de manera soberana e independiente, ni la que se desarrolla para frenar el avance del Nuevo Mundo Multipolar, el de las potencias como China y Rusia, o de países como Brasil, India, Sudáfrica, Irán o Vietnam.

La Guerra de Sexta Generación abarca todos los aspectos posibles de desestabilización del país contra el que se acciona, esto incluye su economía, su moneda, sus redes de abastecimiento, sus redes de distribución y comercio, su producción, su cultura popular, sus valores éticos y morales, sus formas de gobierno, sus instituciones del Estado, sus líderes políticos, su integridad territorial, sus partidos políticos, sus organizaciones populares y movimientos sociales.

Esta Guerra de Sexta Generación ataca con un plan muy bien estructurado desde los tanques pensantes de las fuerzas aliadas de los EEUU a todos los factores antes mencionados con una alta sincronización criminal, su principal ámbito de acción es el control de la información y comunicación tanto nacional como internacional, causando así un efecto devastador en la manipulación de las matrices de opinión contra el gobierno enemigo.

La Guerra de Sexta Generación persigue la destrucción del orden jurídico internacional, la creación de Enemigos Necesarios, la destrucción de los Estados-Nación, se hace uso de la Guerra Económica Total y de la Ciberguerra, se entrenan, crean, financian y utilizan “Ejércitos Difusos”, y hasta se llega a la creación de “Estados Difusos” como el Estado Islámico.

Por todos los medios disponibles se lanza un ataque mediático prolongado que va socavando las bases naturales de apoyo del gobierno a destruir, el cual se va extendiendo una por una, hasta abarcar todas las instituciones y poderes del Estado, atacando tanto a la institución como también la imagen de sus altos directivos. Para esto se valen de la compra de medios privados a través de su financiamiento, a la captación y compra de sus directivos, así como a la captación y compra de sus más prestigiosos periodistas u opinadores de oficio.

Este tipo de Guerra Difusa no se aboca a atacar a un solo objetivo a la vez, sino que en cada región a desestabilizar, se atacan múltiples objetivos simultáneamente, es así como se arremete contra varios países a la vez, por ejemplo en América Latina, se ataca al mismo tiempo a Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Venezuela y Uruguay. Se desestabilizan sus economías, se financian grupos opositores, se entrena y financia a grupos de choque violentos que inician actividades de calentamiento de calles y van creando caldo de cultivo para el surgimiento de “Ejércitos Difusos” terroristas como el caso del mal llamado “Estado Islámico”.

Retomando la estrategia imperialista del ataque simultáneo por varios flancos que busca crear un “caos constructivo”, término que se refiere al caos total interno de la Nación objeto de los ataques con la finalidad de destruirlo todo para que luego las contratistas hagan el negocio redondo de reconstruir sobre las ruinas de los pueblos una nueva suciedad (o sociedad de cómplices) que se rinda al total control imperialista. Los ejemplos de esta estrategia de Guerra de Sexta Generación con diversas variantes como en el ajedrez abundan (Afganistán, Irak y Libia).

El caso de Libia ha sido patético, en donde la ONU, como un factor corrupto para la violación legal del Derecho Internacional y los Derechos Humanos aceptó sin decir ni pío, que amparados en una resolución de “exclusión aérea” de su infame Consejo de Inseguridad, el imperio del mal (EEUU) y sus aliados de la OTAN (NATO) bombardearan masivamente la Nación Libia, permitiendo esta acción genocida y de terrorismo de parte de los estados aliados contra el pueblo libio.

Sin objetar tampoco la tortura y asesinato del Presidente Constitucional Muammar Muhammad Abu Minyar al-Gaddafi, a manos de bandas de mercenarios terroristas dirigidos, entrenados, armados y financiados por ellos mismos, robándose luego en pago por este financiamiento 230 millones de dólares de las reservas internacionales de Libia depositadas en varios bancos europeos, con la finalidad de frenar en Europa la debacle causada por la crisis global del capitalismo, financiando así el casi quebrado trust internacional del sistema bancario y de las bolsas europeas, mientras los pueblos europeos continúan en un marcado deterioro de sus ya precarios niveles de vida, o mejor dicho de supervivencia.

Como un término conductor de toda lo que significan las estrategias de la Guerra de Sexta Generación aparece el de DIFUSO, viendo como en las definiciones que necesariamente surgen utilizamos para explicar esta nueva categoría de guerra como GUERRA DIFUSA, en la que interviene la utilización de organizaciones terroristas y grupos violentos de choque como EJÉRCITOS DIFUSOS que no poseen una estructura formal de ejército nacional pero actúan de acuerdo a un plan militar establecido desde el extranjero; y en el caso de Medio Oriente siguiendo un plan específico del Departamento de Estado Norteamericano y sus aliados de la OTAN, estos Ejércitos Difusos al controlar grandes recursos energéticos en pequeñas extensiones de territorio tomado por las armas son etiquetados con nombres de ESTADOS DIFUSOS, como en el caso del “Estado Islámico”.

En estos momentos se está comenzando a definir el futuro de la humanidad, la lucha por la creación de un Nuevo Mundo Multipolar, en el que va desapareciendo el anterior control absoluto de todas las decisiones que se encontraba casi exclusivamente en manos de los EEUU dominando los organismos internacionales como la ONU, su Consejo de Inseguridad, la OEA y su Corte Interamericana que pisotea los Derechos Humanos. La acertada acción de Rusia en Siria, comparada con el accionar de EEUU y la OTAN, conmocionan a toda la humanidad, y deben de analizarse para definir el nuevo rumbo para la consolidación de la paz mundial, el vivir bien, la preservación de la vida en el planeta y la supervivencia de la especie humana, tal como lo establece el Plan de la Patria que nos legó nuestro Eterno Comandante Hugo Chávez.

En el ensayo Guerra de Quinta Generación (Fifth Generation Warfare) del Coronel (r) Dr. Vasile Maier y el Teniente Coronel Dr. Eugen Mavri del Estado Mayor General del Ministerio de Defensa Nacional de Rumania, los autores afirman que esta Guerra de Quinta Generación puede incluir un ataque cinético o no cinético a las estructuras político, sociales y militares del enemigo con el fin de lograr los objetivos estratégicos establecidos en los planes de dominación de zonas económicas estratégicas.

Según lo perciben estos militares rumanos, la Guerra de Quinta Generación impulsa los límites conocidos de conflictos entre los diferentes actores internacionales de una manera que no puede ser totalmente descrita usando los paradigmas establecidos hasta ahora; confirmando así nuestra afirmación de la existencia de factores que marcan una gran diferenciación con las guerras convencionales de cuarta generación.

Maier y Mavri establecen sin embargo, que es probable que, a pesar de la preponderancia de las estrategias no-cinéticas, que incluirán, por ejemplo, la guerra cibernética; los ataques físicos muy probablemente se mantengan tan relevantes como lo son hasta hoy. Asegurando que esto se demuestra por el uso de artefactos explosivos improvisados que pueden causar un daño que es tan masivo y efectivo como un ataque cibernético. Algunos de esos artefactos y explosivos de los que nos hacen referencia Maier y Mavri, aparecen descritos en detalle en un documento en inglés “Manual de Municiones Improvisadas, Dispositivos Explosivos Improvisados, Sede del Departamento del Ejército de los EEUU, 3° edición, año 2007”, el cual se puede descargar en un archivo comprimido en formato .zip del enlace siguiente http://cryptome.org/tm-31-210-pdf.zip(Improvised Munitions Handbook, Improvised Explosive Devices or IEDs, Headquarters, Department of the Army, USA).

Casualmente, ese manual les fue distribuido en Venezuela en abril del 2014 por medio de las redes sociales a grupos mercenarios que de manera velada actúan como pequeños núcleos de las fuerzas terroristas opositoras; el uso criminal de tales artefactos es para obtener así la obligada reacción de las fuerzas de seguridad del Estado a los actos vandálicos y criminales, obteniendo imágenes del uso de las fuerzas del orden público para manipular los hechos como represión y violación de derechos por parte del “régimen” como matriz de información por parte de las cadenas internacionales de manipulación y desinformación, creando en sus laboratorios especializados una digerible y bien tolerada matriz de opinión en la conciencia colectiva mundial proclive a justificar la existencia de una supuesta guerra civil como en la mal llamada primavera árabe, y así propiciar la intervención militar foránea.

Para el momento en que se distribuyó este manual, el candidato presidencial opositor perdedor de las elecciones Henrique Capriles Radonsky, cantó fraude y llamó a “descargar la arrechera” en las calles, siendo causadas 43 muertes violentas en distintas circunstancias de ciudadanos y ciudadanas inocentes, algunos que celebraban el triunfo electoral de la alianza electoral del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, y el asesinato de otras personas que sencillamente transitaban libremente por las calles en las que fueron dispuestos dispositivos contra automóviles y contra motorizados.

La globalización de estos mecanismos fascistas, que usan las más esmeradas técnicas mercenarias y terroristas en contra de la población civil, utilizando a la propia población civil como carne de cañón, exponiendo la vida humana de quienes han sido disociados psicóticamente para convertirse en borregos de los agentes transnacionales sin percatarse de la realidad, nos pone en jaque a pesar de que los procesos de cambio propuestos por nuestros gobiernos revolucionarios persigan los más altruistas intereses para lograr la mayor suma de felicidad colectiva posible.

En la República Árabe Siria introdujeron una gran cantidad de mercenarios financiados y entrenados por las potencias europeas y los Estados Unidos desde países vecinos lacayos, quienes combaten y cometen los crímenes más atroces, donde en videos se muestra la decapitación de dos sirios leales al gobierno con un cuchillo de cocina romo, o la extirpación de un corazón que es comido por uno de los mercenarios, siendo esto tan solo una muestra de los múltiples recursos que se pueden usar para derrocar un gobierno legítimo.

En Venezuela contamos con la presencia de paramilitares colombianos en varias regiones del país, con una mayor concentración hacia los estados fronterizos con Colombia, lo que obligó una vez que se desencadenaron las brutales acciones mercenarias del golpe suave a militarizar el Estado Táchira para poder controlar las actividades subversivas que debían ir aumentado en intensidad y frecuencia, hasta desbordar a las fuerzas del orden público en una espiral exponencial. A pesar de haberse controlado el año pasado estas intenciones que tan sólo causaron algunos estragos en 18 de los 75 municipios opositores del total de 335 municipios del país, donde los alcaldes habían sido electos hace tan solo 3 meses. En la gigantesca campaña de desinformación desatada por los medios privados nacionales y las cadenas internacionales del imperialismo se dedicaron exclusivamente a presentar una situación de guerra civil al magnificar como un microscopio esos hechos aislados; presentando incluso imágenes falsas.

A partir de julio del 2015, el Presidente de la República Nicolás Maduro Moros se vio obligado a lanzar la Operación de Liberación y Protección del Pueblo (OLP), mediante la cual se vienen liberando algunas de las áreas del país donde operaban elementos de diversos grupos delincuenciales utilizando prácticas inusuales en el país, quienes se dedicaban especialmente a actividades del paramilitarismo colombiano, bandas criminales, sicariato, extorsión, narcotráfico, secuestro, bachaqueo, , trata de blancas, así como al mercado negro de divisas, de oro y plata.

A causa del desabastecimiento de productos de la cesta básica al pueblo venezolano planificado por parte de grandes empresas monopólicas y del sector privado agrupado en Fedecámaras, con el agravante de un inmenso comercio ilegal de extracción de productos subsidiados por la frontera con Colombia, además de la entrada a nuestro territorio de grupos paramilitares que se instalaban en territorio venezolano para propiciar todo tipo de acciones criminales, en agosto del 2015, el Presidente Nicolás Maduro decretó el cierre parcial de la frontera en 6 municipios del Estado Táchira, medida que fue realmente efectiva para la aparición de estos productos en dicha zona fronteriza.

Muy extrañamente, luego del cierre de la frontera con Colombia por parte del gobierno venezolano, el dirigente opositor Timoteo Zambrano declaró que exigían el fin de esta medida asegurando que con ella se ponía en riesgo las elección de 22 diputados a la Asamblea Nacional, con lo cual pareciera haber una confesión que relaciona la actividad ilegal y criminal que se frenó con esta medida con las aspiraciones electorales de la oposición fascista representada en la  mal llamada “Mesa de la Unidad Democrática” (MUD), que fueron ampliamente difundidas por los medios de comunicación y publicadas por el diario opositor El Nacional en el siguiente enlace: .

Estas estrategias de Guerra de Sexta Generación aún no han logrado su cometido en los recientes tres escenarios donde se vienen escenificando para frenar el avance de las grandes potencias económicas y militares que atentan contra la casi extinta hegemonía de los EEUU.

Primero en SIRIA los grupos mercenarios han sido reducidos por el efectivo accionar militar de Rusia; China Rusia, aprendiendo del error cometido con Libia, tampoco han caído esta vez en las trampas de aprobar resoluciones en un Consejo de Permanente in-Seguridad de la ONU que trabaja para imponer los intereses imperialistas. Aquí el imperialismo pierde terreno.

Segundo en Ucrania se les está revirtiendo todo el entramado escondido tras un supuesto acuerdo, luego del cual se procedió a dar un golpe de estado constitucional, a semejanza de Honduras y Paraguay, donde el nuevo primer ministro aplicó un “Carmonazo” (golpe de abril de 2002), conjurando un auto de detención al Presidente Yanukovich y el nombramiento de nuevas autoridades y gobernadores a dedo, la destrucción de símbolos patrios y de monumentos históricos; la reacción de los sectores de la población fuera de la capital de Ucrania contra el gobierno de facto no se hizo esperar, y Rusia tuvo que intervenir en Crimea para evitar mayores crímenes contra la población mayoritaria de habla y tradiciones rusas. Tanto les duele la reacción de Rusia a las fuerzas imperialistas y al fascismo internacional que suspendieron una cumbre del G-8 y otras reuniones importantes para ir a presionar intentando no perder un terreno que ya daban por conquistado. En Ucrania el imperialismo continúa perdiendo más terreno.

Tercero, tampoco les ha funcionado aún este esquema en Venezuela, poco a poco se van reduciendo los focos de violencia mercenaria, el Presidente Nicolás Maduro ha convocado a todos los sectores a la Paz y a trabajar por el país, el apoyo y la solidaridad internacional no se ha hecho esperar de parte de los países latinoamericanos y caribeños, del AlbaUnasur, la Celac y el Foro de Sao Paulo de gobiernos, movimientos políticos y sociales de los cinco continentes, de la Federación Sindical Mundial (FSM), de la Federación Internacional de Mujeres (FEDIM), del Consejo Mundial de la Paz (CMP), de la  Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD), de Irán, y de las potencias de China Rusia que incluso han advertido a los EEUU ante cualquier loco intento de intervención extranjera por parte de los Estados Unidos.

Ahora los EEUU deben explicar muchas denuncias, sobre la reciente violación del espacio aéreo de Venezuela, sobre el envío de un portaviones para estar cerca de las costas venezolanas el día de las elecciones parlamentarias el domingo 6 de diciembre de 2015, y por el espionaje realizado por la NSA a la primera empresa petrolera del mundo PDVSA y a más de 10 mil de sus empleados. Así que en Venezuela también pierde terreno el imperialismo.

 

20/11/2015

* Roso Grimau, Diputado del PCV al Parlamento Latinoamericano Grupo Venezolano,

http://www.rosogrimau.blogspot.com

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.