Afirma Rowhani que el acuerdo con G5+1 aisla a quienes propagan la iranofobia

Publicado por el 27 noviembre, 2013
iran_hasan_rohani

iran_hasan_rohaniCaracas, 27 Nov. AVN.- El presidente de Irán, Hassan Rowhani, manifestó este miércoles que el acuerdo alcanzado con el Grupo 5+1 (G5+1), conformado por Rusia, China, Estados Unidos, Reino Unido y Francia, más Alemania, “aisló a los países enemigos que trataron de propagar la iranofobia”.

“Muchos trataron de aislar a Irán, pero ¿quiénes son los aislados ahora?”, se preguntó Rowhani en una alocución por sus primeros 100 días de mandato, reseñó Telesur.

La interrogante fue una clara alusión a los países, como Israel y Estados Unidos, que emprendieron una campaña para que Irán fuera condenado por su derecho al uso de la energía nuclear con fines civiles.

El acuerdo entre Teherán y el G5+1 fue alcanzado el pasado domingo, el mismo establece el levantamiento de parte de las sanciones impuestas contra la nación persa en reciprocidad a mayor acceso a las instalaciones nucleares iraníes y la disminución del procesamiento de material fisionable del 20 al 5%.

En su declaración, Rowhani destacó que el acuerdo alcanzado reivindica el derecho de Irán a desarrollar un programa nuclear pacífico. “Eel enriquecimiento (de uranio), parte de nuestro derecho nuclear, continúa y nunca se detendrá”, enfatizó.

“El Tratado de No Proliferación Nuclear autoriza a Irán a proseguir el enriquecimiento de uranio, no es un derecho prohibido por la legislación internacional por lo que no detendremos esa actividad en el país”, agregó.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Un comentario

  1. Roberto Dante

    28 noviembre, 2013 at 13:40 pm

    La Hipocresía Del Gobierno De Israel –

    roberto dante – Lanús – Argentina –

    Es necesario repasar algunos antecedentes sobre los manejos del sionismo a partir
    de la cuña que instaló en Medio Oriente.
    Las declaraciones contradictorias del gobierno Israelí son previsibles, pues
    toda decisión de las naciones que pretenden ser independientes de la ingerencia
    sionista en sus políticas internacionales rápidamente es rechazada por su
    fundamentalismo expansionista que, en el presente, sólo busca argumentos para
    iniciar un ataque contra el “demoníaco” Irán.

    Según el primer ministro israelí Venezuela es partidaria del “terrorismo
    musulmán iraní”, porque mantiene buenas relaciones con el gobierno de
    AIraní. ¿Qué nuevas acusaciones disparatadas caerán sobre el gobierno
    argentino por buscar caminos que logren sacar del pantano a las causas por los
    atentados criminales contra la Embajada de Israel y la AMIA?

    Antes de hacer futurología política, decido exponer otro punto de vista de
    la intrincada realidad en Medio Oriente, que se aleja de la “Historia Oficial”
    tan difundida.
    Es clara la intención del gobierno iraní al proponerse crear un marco
    político que disminuya las excusas del eje (EE.UU./Israel/Inglaterra) para
    atacar el territorio iraní.

    Mientras son oscuras y claudicantes las políticas de un Abbas que intenta
    llegar a la paz aceptando un Israel con fronteras similares a las de 1967.
    Abbas no habla de 1948. Su memoria no registra las humillantes experiencias del
    pueblo palestino a partir de la imposición del Estado de Israel. Sin Memoria su
    representatividad tiene el escaso valor de un “sello de goma”.

    El origen del problema en Medio Oriente se encuentra en la belicosidad del
    expansionismo sionista. El cual se manifiesta en las voces dominantes de los
    religiosos ultra ortodoxos que no logran acallar las disidencias existentes
    entre la ciudadanía israelí. Una encuesta, difundida a fines del 2012,
    establece que al menos “el 50 % de los ciudadanos israelíes sienten miedo por
    el accionar de Netanyahu”. Pero fueron incapaces de expresarlo con sus votos en
    las pasadas elecciones israelíes.

    Este tortuoso “ida y vuelta” parece indicarnos una gran desorientación en la
    política interna de Israel. Este miedo está resquebrajando la solidez que
    siempre manifestó el sionismo.

    Mientras tanto las colonias, vallas y muros se reproducen alrededor del
    fundamentalismo sionista y pueden llegar a asfixiar a sus propios miembros, que
    son incapaces de comprender el espiral euclidiano en el que están cayendo al
    mantener a rajatabla – en el Sinaí – sus políticas invasivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.