Denuncian en Venezuela apoyo extranjero a plan golpista

Publicado por el 25 febrero, 2014
diosdado-cabello

diosdado-cabelloCaracas, 25 Feb. AVN.- El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, reveló este lunes una serie de correos remitidos por el asesor político Juan José Rendón y la diputada de derecha María Corina Machado en los que brindan detalles sobre el apoyo extranjero a los planes desestabilizadores en contra del Gobierno Nacional.

En su programa semanal Con el Mazo Dando, transmitido por Venezolana de Televisión, Cabello mostró una serie de correos que intercambiaron Rendón y Ricardo Koesling, cubano anticastrista, en el que se refiere a las conexiones del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez con las acciones violentas promovidas por grupos fascistas en Venezuela durante los últimos días.

Rendón le dice a Koesling: “Recuerda que AUV (Álvaro Uribe Vélez) aporta recursos y sus contactos con el State (Estados Unidos). Se hace lo que él diga o nos quedamos sin la única carta. Para él la media luna (estados andinos, más Zulia) y para Venezuela el resto del país, es mejor a la nada. Igual ya esos estados son prácticamente colombianos. Él va a ser presidente de Colombia y su misión, por lo que presumo, es acabar con ese cáncer de régimen (de Venezuela), comenzando con el ilegítimo, ese objetivo lo va a lograr con un cambio de régimen por la vía que sea, pero por ahora la apuesta es que se fortaleza alguno de los dos, Leopoldo (López) o Henrique (Capriles)”.

Acota que “ante cualquier escenario, no hay forma de que no salga uno de los dos con el nombre posicionado, preferiblemente Henrique (Capriles), pues L.L (Leopoldo López) ha demostrado ser muy competente, pero con altas posibilidades de que se salga de control”.

Al respecto, Cabello indicó que se trata de la confesión de “un golpe de Estado contra la patria, bajo la garra del ‘paraco’ Uribe. Está en juego la patria, no es cualquier cosa”.

Seguidamente, el presidente de la AN leyó un correo enviado por la diputada de la derecha María Corina Machado al abogado Gustavo Tarre Briceño, que da señas de la intervención estadounidense en la violencia generada por grupos fascistas en el país.

En el correo con fecha del 20 de febrero, Machado dice: “El 22 (de febrero), la Venezuela decente va a dar una demostración en la gran marcha que hemos convocado. Este régimen tiene que salir como sea. Su propia censura los va a hacer caer (…) Vamos a seguir el ejemplo que Táchira dio, pero no abandonemos ni un minuto el llamado a la calle y a la paz, ese es el consejo y recomendación de los amigos del Departamento (de Estado de Estados Unidos), pues no debe ser el régimen el que secuestre esa palabra como bandera (…)”.

Cabello indicó que decidió difundir la información porque es una evidencia clara del golpe de Estado que enfrenta el gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro. “Esto que está ocurriendo en Venezuela es para apoderarse de la patria”, sentenció.

Por otra parte, Cabello mostró imágenes de un conjunto de armas que presuntamente pertenecen al general retirado Ángel Vivas Perdomo, acusado de instigar a la violencia a través de la difusión de técnicas para la guarimba en las redes sociales.

“Él va a ir preso, pero no vamos a poner en juego la vida de sus hijos como él lo hizo”, dijo Cabello, al tiempo que recordó que Vivas fue director de finanzas de Raúl Isaias Baduel, sentenciado por corrupción administrativa.

La derecha y sus paramilitares

El presidente del Parlamento Nacional denunció que Alejandro Márquez, quien falleció este domingo, fue asesinado por la derecha venezolana.

“Lo asesinaron ellos mismos (grupos de choque) porque no cumplió con el trabajo que le encomendaron”, dijo al tiempo que anunció que Márquez recibió entrenamiento paramilitar y posteriormente “fue contratado como sicario y parte de su trabajo era matar al presidente Nicolás Maduro”.

Cabello afirmó que Márquez estaba abiertamente vinculado con grupos paramilitares para el asesinato de Maduro,  e incluso, su persona. Del mismo modo, mostró varias fotos en las que aparece Márquez vistiendo uniforme y mostrando “fusiles con mira telescópica” mientras era entrenado en Estados Unidos.

Detalló que entre los sospechosos de este caso, están los ciudadanos Osman Moya, Reinaldo Daza, Manuel Medina, Gabriel Villegas y Luis Fabián Medina Rodríguez. “No tengo ninguna duda que entre este grupo está el asesino de Alejandro Márquez”.

“A estos señores los estamos buscando porque estamos ante unos mercenarios, unos sicarios, unos contratistas. Da tristeza que la oposición venezolana haya llegado a esto. No se trata de un agente libre, fue contratado para un trabajo específico. No les importa la vida de nadie”, apuntó.

Cabello denunció que la derecha está contratando a Álvaro Uribe Vélez, “enemigo de la paz en el país y el continente, para traer sicarios que maten gente en las guarimbas y manifestaciones de ellos y luego decir que fue el Gobierno Nacional”.

El parlamentario informó que el Ejecutivo inició la investigación sobre el caso de Jayssam Mokded, mercenario detenido este lunes en Maracay, estado Aragua, para descubrir las conexiones detrás de las acciones terroristas que pretendía perpetrar en el país. “Vamos a llegar a toda la conexión, no tengan dudas, para eso estamos investigando”.

Oposición sin coraje

La derecha venezolana no tiene el coraje para asumir con responsabilidad las consecuencias de sus actos, expresó el parlamentario.

“Leopoldo López usted está muy comprometido con todo lo que ha pasado, con esta violencia. Sean responsables, y asuman, con coraje, como lo hizo el comandante Hugo Chávez el 4 de febrero de 1992”, dijo.

Señaló que López fue quien hizo el llamado a salir a las calles y crear un caos en el país, mediante el cual se pudiera justificar un Golpe de Estado. “Leopoldo es el responsable en buena parte de lo que está pasando pero no es el único”.

Indicó que es necesario que la derecha se sincere. En este sentido, destacó que las fuerzas revolucionarias “cuando hablan de paz lo hacen de verdad, lo sentimos en el corazón”.

Expresó que en cada acción de paz, conciliación y convivencia está presente el comandante Hugo Chávez. “Cada vez que uno va hacer algo, uno piensa en Hugo Chávez y cómo lo haría él para no fallarle”.

Afirmó que las agresiones de la oposición venezolana “no hacen ni harán más que seguir fortaleciéndonos a lo interno” y lamentó la muerte de los 13 venezolanos producto de las guarimbas que llevan a cabo sectores de derecha.

¿Diálogo de paz?

El presidente del Parlamento indicó que “hay gente que habla de diálogo y es la primera que está propiciando la violencia en el país”, en referencia a la participación de los gobernadores de los estados Amazonas y Lara, Liborio Guarulla y Henri Falcón, respectivamente, durante la III sesión del Consejo Federal de Gobierno (CFG).

Indicó que el primer punto de la agenda del diálogo que plantearon Guarulla y Falcón debió estar marcada por el respeto a la Constitución, “pero si no la respetan, menos van a estar llamando al diálogo”.

“Ojalá que Falcón salga de ahí a hacer un llamado a que cese la persecución contra los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y del pueblo de Lara. Hay innumerables denuncias de persecuciones contra el pueblo. Exigimos respeto para nuestra gente”, sentenció.

Criticó a los dirigentes de la derecha que hablan de paz, “pero inmediatamente tratan de prender la mecha de la violencia y no terminan de condenar los hechos violentos”.

Rebatió las peticiones de liberar a Leopoldo López, quien se encuentra detenido por las acciones violentas del pasado 12 de febrero, cuando murieron dos venezolanos; y de Iván Simonovis, sentenciado a 30 años de cárcel por los hechos del 11 de abril de 2002 en Puente Llaguno, Caracas.

“¿Cómo soltamos a Leopoldo López, quien originó todo esto, o a Simonovis, que tiene sobre sus espaldas los muertos del 11 de abril? No podemos pasar la página y olvidarnos de la justicia”, dijo.

Por otra parte, criticó que el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, no haya cumplido con su deber de asistir al Consejo Federal de Gobierno este lunes. “No fue porque y que lo insultan mucho”, apuntó.

“Él se siente señalado cuando le dicen fascista y asesino, pero sabe que tiene una responsabilidad en los hechos de abril de 2002 (cuando asedió la Embajada de Cuba) y tiene que dar la cara”, aseveró.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.