El Papa pide por la concordia fraterna en Venezuela

Publicado por el 20 abril, 2014
papa_francisco

papa_franciscoCaracas, 20 Abr. AVN.- El Papa Francisco incluyó a Venezuela este Domingo de Resurrección en su mensaje de Pascua y pidió “que las almas se encaminen a la reconciliación y a la concordia fraterna” en el país, que desde hace más de dos meses ha vivido una ola de violencia promovida por sectores de la derecha dentro de una agenda conspirativa contra el Gobierno.

El primer Pontífice latinoamericano también oró desde la logia central de la basílica del Vaticano por la pacificación de todos los conflictos de la tierra, “pequeños o grandes, antiguos o recientes”, reportó EFE.

Ante más de 150.000 fieles congregados en las inmediaciones del templo, el Papa leyó el mensaje y posteriormente dio la bendición urbi et orbi de cierre de la Semana Santa.

Francisco, nacido en Argentina, envió a Venezuela el pasado 10 de abril una carta que leyó al país el nuncio Apostólico en el territorio, Aldo Giordano, durante una mesa de diálogo entre el Gobierno y representantes de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a partidos de derecha.

Giordano, quien actúa como facilitador del diálogo en el país, expuso la misiva, en la que el Papa manifestó que, a través del diálogo, se podrán encontrar las formas para dirimir las diferencias y favorecer el bien común de la sociedad venezolana.

Durante su alocución de este domingo, el Papa mencionó los conflictos que se viven en países como Ucrania, rogó por las víctimas de la violencia fratricida en Irak, incluyó oraciones por la República Centroafricana y Sudán del Sur y pidió la paz entre israelíes y palestinos y el fin de ataques en Nigeria.

“Te pedimos que ilumines e inspires iniciativas de paz por los esfuerzos en Ucrania, para que todas las partes implicadas, apoyadas por la comunidad internacional, lleven a cabo todo esfuerzo para impedir la violencia y construir, con su espíritu de unidad y diálogo, el futuro del país”, agregó.

En la segunda Semana Santa que preside como Vicario de Cristo, hizo hincapié en el conflicto de Siria y rezó por la liberación de los sacerdotes secuestrados y por todos aquellos que sufren persecución por profesar una fe. También pidió a Cristo que interceda para acabar con la epidemia de ébola que se vive en países africanos como Sierra Leona, Libera y Guinea.

Además se dirigió a los más débiles, a los que sufren violencia o pasan hambre. “Ayúdanos Señor a derrotar la plaga del hambre, agravada por los conflictos y por los inmensos desperdicios de los que, a menudo, somos cómplices (…) Ayúdanos también a proteger a los indefensos, sobre todo a los niños, las mujeres y los ancianos, tantas veces objeto de abandono”, afirmó.

Además, oró a Cristo para que calme a todos aquellos que “han dejado su propia tierra para emigrar en busca de lugares donde poder esperar un futuro mejor”.

“Para todos los pueblos de la Tierra te pedimos, Señor, tú que has vencido a la muerte, danos tu vida y tu paz”, solicitó el Pontífice.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.