Se declara Járkov en rebeldía contra junta golpista ucraniana

Publicado por el 7 abril, 2014
Jarkov-mapa

Jarkov-mapaKiev, 7 abr (PL) Un grupo de diputados rebeldes en la ciudad de Járkov proclamó hoy la república soberana y popular de Járkov, en desconocimiento a las autoridades legislativas y al nuevo gobernador impuesto tras el golpe de Estado en Kiev.

Los acontecimientos en esta región siguen a una ola de descontento popular y ocupaciones de sedes gubernamentales en la propia Járkov, Lugansk y Donets, donde las milicias populares tomaron el control del gobierno regional y declararon la creación de la República Popular de Dónetsk.

Representantes de la protesta se autodeclararon diputados alternativos y anunciaron la formación de ese nuevo ente territorial soberano, tras retener esta noche el control de la administración regional, informó la agencia local Status Quo. La noticia fue confirmada asimismo por el portal noticioso Vesti.ua.

Cerca de las 19:00 hora local los dirigentes de la protesta se reunieron en la instalación administrativa y juraron en una sesión simbólica como diputados alternativos, en una reafirmación del voto de desconfianza al cuerpo de parlamentarios y al gobernador de esa ciudad, del este ucraniano.

Horas antes se había informado sobre la retirada de la policía del perímetro del edificio, en tanto en la mañana el ministro de Interior Arsén Avakov aseguró que la situación en Járkov estaba bajo control y que los manifestantes se habían retirado.

Igualmente, el alcalde de la ciudad rebelde Guennadi Kernes cerró las puertas a un referendo como reclamaban los manifestantes ayer y durante las demostraciones de este lunes, al afirmar a la prensa que una consulta sobre la federalización en Ucrania carecía de bases legales.

El nuevo órgano de poder provisional adoptó la decisión de crear un estado soberano bajo el nombre de República Popular de Járkov y de celebrar en fecha próxima un referendo regional, para refrendar el acto de separación.

Asimismo se indica que solicitaron al defenestrado presidente Víktor Yanukóvich, refugiado en la provincia rusa de Rostov del Don, legitimar al nuevo cuerpo legislativo y el paquete de decisiones.

Según la publicación Status Quo, los diputados alternativos expresaron la intención de apelar a la mediación de Rusia como garante de la seguridad en la celebración de la consulta popular.

De otro lado se conoció que la administración de Dnepropetrovsk pactó con activistas prorrusos un acuerdo de colaboración, en una maniobra desesperada para evitar acciones separatistas.

Las demostraciones en contra de las autoridades golpistas de Kiev y de sus aliados nombrados al frente de las regiones, tras el golpe de Estado del 22 de febrero, cobraron fuerza en las últimas semanas, con reclamos de federalismo entre algunos sectores de la población, y de adhesión a Rusia, en otros grupos de ciudadanos.

Esta última tendencia se hizo más fuerte en Járkov y en Donetsk, donde el consejo provisional solicitó incluso al presidente Vladimir Putin el despliegue en el territorio de un contingente de pacificadores rusos.

En Odessa, el jefe de la administración regional Vladimir Nemirovski, nombrado por las autoridades golpistas de Kiev, dijo confiar en que no tendrán lugar sucesos similares a los registrados en otras regiones del este y sur ucraniano.

Descartó en ese sentido medidas adicionales para reforzar la seguridad de las instalaciones gubernamentales.

Esta noche, en una alocución televisada el autodesignado presidente interino Alexander Turchinov informó que serán adoptadas medidas antiterroristas contra los individuos que asaltaron los edificios “con armas en las manos”, en alusión a las ocupaciones de las sedes del consejo de seguridad y de las administraciones locales.

Agregó que las fuerzas armadas reforzaron la seguridad en las fronteras del sureste del país, ante cualquier penetración desde el exterior, acotó Turchinov.

Para mañana, la Suprema Rada (Parlamento) analizará un proyecto de ley sobre la implantación de estado de emergencia en las regiones de Járkov, Lugansk y Donetsk.

Hacia esa zona, el gobierno de Kiev envió tres divisiones de tropas de interior para aplastar los focos de rebeldía, según declaró una fuente de los cuerpos de seguridad, que pidió el anonimato.

Las fuerzas consisten en efectivos de interior, apoyados por miembros de la Guardia nacional, básicamente de combatientes de la fascista organización Sector Derecho, y de comandos especiales Sokol.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.