Cuba, Ecuador y Bolivia cierran filas en torno a Maduro en el umbral del G77 + China

Publicado por el 14 junio, 2014
bolivia-raul-evo-cumbre

bolivia-raul-evo-cumbreSanta Cruz, 14 jun (ABI).- Los presidentes de Cuba, Ecuador y Bolivia arroparon a su colega venezolano, Nicolás Maduro, ante la inminencia de una “restauración conservadora” que apuntaría a desbaratar el proceso político, lejos de la dependencia de Estados Unidos, que vive América Latina, a horas de la inauguración, el sábado por la noche, de la Cumbre del G77 + China en la ciudad boliviana de Santa Cruz.

“Hoy, Venezuela merece nuestro más resuelto apoyo porque el imperialismo y los oligarcas que no pudieron contra el (extinto) presidente (Hugo) Chávez en 18 elecciones, el golpe de Estado y petrolero, piensan que ha llegado el momento de destruir la revolución bolivariana y derrocar al gobierno de (Nicolás) Maduro, empleando métodos de guerra no convencional”, denunció el presidente de Cuba, Raúl Castro, durante una Cumbre de los Pueblos, en un estadio de fútbol, 2 horas antes de que el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, inaugure el encuentro de los representantes de 133 países en Santa Cruz.

Castro pidió “unidad, unidad y más unidad” para enfrentar los intentos de quiebre institucional, que el mismo Maduro dijo que, hoy mismo, se multiplican en Africa y Medio Oriente.

“Venezuela es hoy el borde delantero de la defensa de nuestra independencia libertaria y dignidad, sería un duro golpe si se frena el proceso de verdadera integración en marcha en la que participan diversas organizaciones internacionales”, argumentó el líder cubano en el marco de su primera visita a Bolivia.

En la misma corriente, su colega de Bolivia, Evo Morales, dijo que el ataque sostenido al gobierno democrático de Venezuela, por parte de Estados Unidos, convertirá a América Latina en un “segundo Vietnam”.

“Sigue agrediendo el señor (Barack) Obama (presidente de EEUU) al pueblo de Venezuela”. De continuar esta política “Venezuela y América Latina serán en segundo Vietnam”, advirtió durante una alocución ante 40.000 campesinos, indígenas y obreros bolivianos y de países de la región.

Por su parte el presidente de Ecuador, Rafael Correa, presente en el acto de masas, advirtió que “hay una restauración conservadora en marcha, una derecha nacional e internacional con estrategia de poder coordinada y articulada”.

“Por eso los pueblos de nuestra América, los movimientos progresistas y de izquierda, también debemos estar más articulados, unidos y coordinados que nunca y que está reunión sirva para aquello”, pidió.

Maduro sostiene su gobierno, desde febrero último, frente una serie de embates de grupos que él denuncia de terroristas financiados por intereses conservadores locales y foráneos.

El mandatario, sucesor del malogrado líder de la revolución bolivariana, Hugo Chávez, también denunció que EEUU se encuentra tras el asedio.

“Estamos enfrentando (en Venezuela) una conspiración que pretende dividir nuestra patria, que pretende llenarla de violencia, que pretende una intervención internacional con el único objetivo de apoderarse de la mayor reserva petrolera de la tierra en el Orinoco, allá en Venezuela”, remarcó.

Ban Ki-moon se encontraba en el estadio Tahuichi Aguilera, que albergó la Cumbre de los Pueblos.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.