Promete Obama aplicar justicia contra Ahmed Abu Khattala

Publicado por el 17 junio, 2014
obama-reprimienda

obama-reprimiendaWashington, 17 jun (PL) El presidente Barack Obama prometió hoy aplicar todo el peso de la justicia contra Ahmed Abu Khattala, supuesto líder del grupo que atacó el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, en 2012.

 

De igual forma, el mandatario defendió la captura de Khattala, quien fue sacado de territorio libio este domingo sin conocimiento de las autoridades del país árabe, durante una operación secreta conjunta de fuerzas especiales norteamericanas y miembros del Buró Federal de Investigaciones, según confirmó este martes el Pentágono.

La orden que autorizó el operativo fue firmada el viernes por la noche por el Ejecutivo.

El sospechoso y sus captores viajan hacia territorio continental de Estados Unidos a bordo de un buque de la Marina de Guerra norteamericana, aseguró la cadena televisiva estadounidense Fox News.

Por otra parte, el senador republicano Marco Rubio solicitó a la Casa Blanca encarcelar a Khattala en la base naval de Guantánamo, con el fin de localizar a todos los individuos asociados con los ataques que provocaron la muerte de cuatro estadounidenses.

Necesitamos información de inteligencia. Y esa inteligencia a menudo se obtiene a través de un proceso de interrogatorio, recalcó en un comunicado el también miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y posible candidato a la presidencia en 2016.

El reclusorio que Washington mantiene en Guantánamo, sureste de Cuba, en contra de la voluntad de su pueblo y gobierno, es señalado por organizaciones internacionales y grupos de activistas como un lugar donde se ha practicado de manera sistemática la tortura contra prisioneros.

El atentado terrorista contra el consulado en Bengasi, el 11 de septiembre de 2012, es objeto de fuertes cuestionamientos por parte de la oposición republicana, que culpa a la Casa Blanca de esconder información relevante sobre el caso.

Durante la acción murieron el embajador Christopher Stevens y otros tres funcionarios gubernamentales.

Un informe de una comisión independiente sobre el ataque concluyó en diciembre de 2012 que hubo negligencias y fallos sistémicos en la respuesta a esa acción.

La cárcel abierta en enero de 2002 alberga a cerca de medio centenar de sospechosos de terrorismo, quienes se encuentran en un limbo legal impedidos por el Congreso de poder ser trasladados a territorio continental.

Obama mantiene sin cumplir su promesa electoral de cerrar la instalación carcelaria.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.