Violaciones de derechos humanos marcan violencia en Iraq

Publicado por el 13 junio, 2014
iraq-violencia

iraq-violenciaNaciones Unidas, 13 jun (PL) Asesinatos extrajudiciales, ejecuciones sumarias, bombardeo indiscriminado de áreas civiles y el desplazamiento forzado son abusos cometidos en la escalada de violencia que sufre Iraq, advirtió hoy la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de la Oficina Rupert Colville señaló que esas violaciones de los derechos humanos son responsabilidad tanto de los grupos extremistas que realizan una ofensiva desde hace varios días, como de las fuerzas de seguridad que tratan de detenerlos.

La situación resulta alarmante en extremo por el avance y la toma de importantes ciudades por la organización terrorista Estado Islámico de Iraq y el Levante (ISIL) y grupos aliados, dijo desde la sede del Alto Comisionado en Ginebra, Suiza.

Según el vocero, aún no puede determinarse con precisión la magnitud de los daños a la población civil, pero los reportes sugieren cientos de víctimas fatales, casi un millar de heridos y medio millón de desplazados.

Colville enumeró un grupo de violaciones sobre las cuales la Oficina tiene información.

En ese sentido, mencionó la ejecución el pasado 11 de junio de 17 civiles por los extremistas en la ciudad de Mosul, una de las capturadas en su ofensiva, y de 12 en Dawasa, a quienes consideraron servidores de la policía o del Ejército.

También en Mosul, violaron a mujeres, secuestraron a 16 georgianos que trabajan para una compañía de comunicaciones y liberaron y armaron a prisioneros, quienes tratan de vengarse de sus captores, agregó.

Los terroristas ultiman a soldados en territorios que conquistan y colocan puntos de control para identificar a militares y a personas vinculadas con el Gobierno.

Por su parte, las fuerzas de seguridad son acusadas de bombardeos, el 6 y 8 de junio, contra áreas civiles, donde se reportaron al menos 30 muertos, lamentó Colville.

De acuerdo con el portavoz, la alta comisionada de Naciones Unidas, Navi Pillay, recordó que todos los actores en cualquier conflicto están obligados bajo las leyes internacionales a proteger la vida de los civiles, a garantizar las necesidades básicas de la población en zonas bajo su control y a respetar la vida de quienes deponen las armas.

En los últimos días, las milicias islamistas han afianzado posiciones en el norte iraquí, y según reportes avanzan hacia Bagdad, la capital del país árabe rico en petróleo, sumido en la inestabilidad desde la invasión y la ocupación encabezadas por Estados Unidos en 2003, cuando fue derrocado Saddam Hussein.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.