Defiende Obama acciones ejecutivas a favor de indocumentados en EE.UU

Publicado por el 16 noviembre, 2014
obama-salud

obama-saludWashington, 16 nov (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy su decisión de adoptar acciones ejecutivas en materia de inmigración, afirmando que no va a esperar más, después de instar repetidamente al Congreso a actuar.
Obama se comprometió a proceder por su cuenta en el tema de los indocumentados, después del fracaso de un proyecto de ley integral el pasado verano, que podría evitar la deportación de cerca de cinco millones de inmigrantes.

Recordó que cualquier cambio en las leyes de control de fronteras que él haga a través de una acción ejecutiva, podrían ser revocadas por el próximo presidente, destaca el sitio digital del diario The Washington Post.

Cuestionado sobre la posibilidad de un cierre del gobierno por parte de los republicanos como respuesta a sus acciones ejecutivas, Obama subrayó que tomará las palabras del congresista Mitch McConnell, posible líder de la mayoría en el Senado, que aseguró recientemente que el gobierno no se paralizará.

“Hemos viajado por ese camino antes. Es malo para el país, es malo para todos los funcionarios electos en Washington”, respondió el mandatario.

Entre las medidas ejecutivas que pudiera adoptar el presidente estadounidense está pedir cambios que reorienten de manera significativa las actividades de los 12 mil agentes de inmigración del gobierno.

También se permitirá que muchos padres de niños ciudadanos estadounidenses o residentes legales obtengan documentos legales de trabajo y ya no se preocupen por ser descubiertos, separados de sus familias, encarcelados y puestos en proceso de deportación.

Incluirían además una ampliación de la Acción Diferida (DACA), una medida discrecional anunciada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el 15 de junio de 2012 y que entró en vigor el 15 de agosto de ese año.

El DACA ha beneficiado a unos 580 mil jóvenes indocumentados que entraron antes de cumplir los 16 años a Estados Unidos, carecen de antecedentes criminales y están en el país desde antes del 15 de junio de 2007.

A los favorecidos se les cancelarían temporalmente las órdenes de deportación y recibirán un permiso de trabajo renovable cada dos años, y la extensión abarcaría a los padres de los ya protegidos por Acción Diferida.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.