Colombia: El gobierno y las FARC decididos a terminar el conflicto armado

Publicado por el 19 Enero, 2015

humberto-lacalleBogotá, 19 ene (PL) El jefe del equipo gubernamental colombiano en los diálogos de paz, Humberto de la Calle, aseguró hoy que tanto su delegación como los representantes de las FARC-EP mantienen una decidida determinación para terminar el conflicto armado.

A su regreso de las reuniones preparatorias en La Habana, previas al venidero ciclo de negociaciones, el abogado expresó que los temas pendientes de la agenda pactada con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) tienen una enorme complejidad, entre ellos el relativo a la justicia transicional, donde existen grandes distancias o divergencias, precisó.

Creemos, sin embargo, que hay alternativas o espacios en el terreno penal, los cuales permiten satisfacer en la mayor medida posible los derechos de las víctimas e impedir la impunidad de todos los responsables, insistió.

Al referirse a la reducción de la confrontación y a la opción de un cese el fuego bilateral y definitivo, el exvicepresidente comentó que exigen un trabajo cuidadoso, arduo y progresivo.

En recientes pronunciamientos el presidente Juan Manuel Santos reiteró la decisión de discutir en la mesa de concertación con las FARC-EP, el futuro silenciamiento de todas las armas, no obstante aclaró que el hecho de que comience el debate de este tema no significa la inmediata puesta en vigor de esa medida.

Desde el pasado 20 de diciembre el movimiento insurgente decretó de forma unilateral una suspensión de sus despliegues ofensivos con el propósito de minimizar la victimización de la población civil y avanzar hacia el término de la confrontación interna, la cual perjudicó directamente a 6,8 millones de personas en el transcurso de más de medio siglo.

Todos debemos sacrificar algo, se requiere voluntad y altruismo, la paz no será un regalo fortuito, afirmó de la Calle desde la Casa de Nariño tras advertir que es necesario preparar el ánimo para discusiones difíciles.

Finalmente el político llamó nuevamente a la unidad de todas las fuerzas y ciudadanos en torno al proceso pacificador, iniciado en La Habana desde 2012 entre ambas partes beligerantes, las cuales lograron ya consensos en los aspectos de reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas.

Además de justicia transicional los equipos negociadores deberán discutir a partir del próximo 2 de febrero asuntos relativos al fin del conflicto, que abarca también la dejación de las armas, desmovilización y reintegración a la sociedad de los guerrilleros.

El siguiente será el ciclo 32 de encuentros entre las dos comitivas, mientras está aún por definir el inicio de pláticas oficiales entre la administración de Santos y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), otro de los grupos guerrilleros activos en la nación andina.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share
Share