Conversaciones entre Cuba y Estados Unidos esta semana

Publicado por el 19 enero, 2015
banderas cuba-eeuu

banderas cuba-eeuuAl menos dos rondas de conversaciones entre las autoridades de Cuba y Estados Unidos tendrán lugar los días 21 y 22 de enero, en el Palacio de las Convenciones de La Habana, cita que especialistas y medios de comunicación califican de histórica.

De acuerdo con una nota del MINREX, el 21 se efectuará una nueva ronda de conversaciones para abordar los temas migratorios y al día siguiente se realizará la primera reunión sobre el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

La delegación cubana estará presidida en ambas citas por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.
Igualmente se anunció que la delegación norteamericana al encuentro del 21 estará encabezada por el subsecretario asistente del Buró para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee.

En este encuentro ambos países se proponen evaluar la marcha de los acuerdos migratorios y las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal y el tráfico de emigrantes, entre otros temas.

El 22 de enero tendrá lugar la primera reunión sobre el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, que por la parte norteamericana estará presidida por la secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson.

En esta cita se abordarán los principios y pasos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de Embajadas en ambos países.

Con posterioridad, ese mismo día, habrá otro intercambio para abordar asuntos bilaterales, incluyendo áreas de cooperación en temas de interés mutuo.

El pasado 17 de diciembre los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama anunciaron la determinación de sus respectivos gobiernos de restablecer relaciones diplomáticas, interrumpidas por más de medio siglo.

De acuerdo con medios internacionales, una delegación de congresistas de Estados Unidos viajó a Cuba el sábado para asistir a estas conversaciones y se reunirá con funcionarios cubanos, grupos de la sociedad civil, incluyendo disidentes.

El pasado viernes desde Washington se anunció la flexibilización de medidas que permitirán un mayor acercamiento y nivel de vínculos, pero La Habana advirtió que todavía persiste el bloqueo.

La entrada en vigor de nuevas medidas de Estados Unidos respecto a Cuba fue reportada por el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, como un paso en la dirección correcta sin desconocer que Washington aún mantiene el bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla.

El diario afirma que una lectura preliminar de las regulaciones emitidas por los Departamentos del Tesoro y Comercio, indica que estas modifican la aplicación de algunos aspectos del bloqueo contra Cuba.
Paseo del Prado

Paseo del Prado
Aunque no se suprime la prohibición total de viajar a Cuba, lo cual requiere aprobación del Congreso, se eliminan algunas restricciones para los viajes de los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes en ese país que califiquen dentro de las 12 categorías autorizadas, explica la información.

Entre otros, elimina los límites de los gastos que los viajeros de EE.UU. pueden realizar en Cuba y les permite usar tarjetas de crédito y débito, y autoriza a las líneas aéreas y a las agencias de viajes organizar visitas y contratar servicios de compañías de seguros.

Sin embargo, no se aprobó que los norteamericanos viajen a Cuba por la vía marítima, añade.

Por otra parte, entre las medidas que se anuncian está que el límite en el envío de remesas aumentará de los 500 a los 2 000 dólares trimestrales.

Se mantienen las restricciones a las exportaciones de Estados Unidos a Cuba, especialmente de productos de alta tecnología, con excepción de limitadas ventas de materiales de construcción, equipos e implementos agrícolas que se permitirán realizar a particulares, al parecer a través de empresas cubanas.

La nota publicada en Granma destaca que continúan prohibidas las exportaciones de productos cubanos al mercado estadounidense, excepto un limitado número que los visitantes norteamericanos podrán llevar consigo de regreso a su país, por un valor que no exceda los 400 dólares, de ellos 100 dólares en tabaco y ron.

Las telecomunicaciones fueron abordadas con amplitud en las regulaciones, en correspondencia con los objetivos de la política de Estados Unidos de tratar de incrementar su influencia en la sociedad cubana, destaca la nota publicada en Granma.

Sobre esta base, al sector de las infocomunicaciones es al único que se le autoriza hacer inversiones en infraestructura y vender a empresas del estado servicios, software, dispositivos y equipos, aunque no de alta tecnología.

Por otro lado, se permite a instituciones financieras norteamericanas abrir cuentas en bancos cubanos para las transacciones que sean autorizadas entre ambos países. Pero no hay un tratamiento recíproco; nuestros bancos no podrán hacer lo mismo en Estados Unidos, señala Granma citado por la agencia Prensa Latina.

Las regulaciones no modifican las fuertes restricciones existentes para la transportación marítima, aunque a partir de este momento, barcos que transporten alimentos, medicinas, equipos médicos y materiales para situaciones de emergencia desde terceros países con destino a Cuba, no tendrán que esperar 180 días para tocar puertos estadounidenses, como hasta ahora.

En la nota publicada en Granma se destaca que aspectos medulares de la política de bloqueo que afectan a Cuba no fueron modificados, entre ellos, el uso del dólar en las transacciones financieras internacionales, la adquisición en otros mercados de equipos y tecnología que contengan más de 10 % de componentes norteamericanos, la posibilidad de comerciar con subsidiarias de empresas estadounidenses en terceros países y las importaciones por EE.UU. de mercancías que contengan materias primas cubanas.

De acuerdo con la información aparecida en el diario oficial cubano, las medidas anunciadas constituyen un paso en la dirección correcta, pero aún queda un largo camino que recorrer para desmontar muchos otros aspectos del bloqueo económico, comercial y financiero mediante el uso de las prerrogativas ejecutivas del Presidente, y para que el Congreso de EE.UU. ponga fin a esta política de una vez.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.