Donald Trump se declara partidario de usar métodos de tortura contra prisioneros

Publicado por el 22 noviembre, 2015
donald-trump-4

Washington, 22 nov (PL) El aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, afirmó hoy que de convertirse en presidente, traerá de vuelta técnicas de interrogatorio como el “waterboarding” o “submarino”, con el fin de obtener información de prisioneros.

Sí, me gustaría traerlas (las técnicas) de vuelta, aseguró el magnate inmobiliario durante el programa This Week de la cadena televisiva ABC News.

En su opinión, dichos procedimientos calificados como métodos de tortura son “mansos”, respecto a las brutales prácticas de decapitación, ahogamiento y quema de personas vivas utilizados por los extremistas del autodenominado Estado Islámico (EI).

Aplicar la tortura en prisioneros de guerra es una práctica prohibida por la Convención de Ginebra, de la que Estados Unidos es signatario.

Sin embargo, durante el gobierno del expresidente George W. Bush (2001-2009), fueron emitidos permisos para usar la tortura en reos, por parte de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Una orden ejecutiva del presidente Barack Obama prohibió a la CIA usar las denominadas técnicas avanzadas de interrogatorio.

El año pasado, el Comité de Inteligencia del Senado publicó un importante informe al respecto donde consideró “ineficaces y abusivas” estas prácticas e incluso más brutales de lo que se daban a conocer.

Este mismo informe reveló que la agencia de espionaje usó técnicas brutales como el “submarino”, abuso físico, privación del sueño, simulacros de ejecución y amenazas de abuso sexual para interrogar a sospechosos de terrorismo encarcelados después de los ataques terroristas del 11 de septiembre en 2001.

A mediados de agosto, el también precandidato presidencial republicano, Jeb Bush, hermano del expresidente, sostuvo durante una conferencia en el estado de Iowa que no descartaría reanudar el uso de la tortura en algunas circunstancias, como para recabar información importante.

Trump, que marcha puntero dentro la carrera para obtener la candidatura del denominado partido rojo, según varias encuestas, también se refirió a sus polémicas declaraciones del jueves, cuando en un acto propuso crear una base de datos para registrar a la población musulmana y cerrar mezquitas en el país.

Bueno, yo no quiero cerrar mezquitas; quiero vigilar las mezquitas, explicó.

Con ello respondió a una pregunta sobre las medidas que tomaría para evitar un posible ataque terrorista en Estados Unidos, similares a los perpetrados hace una semana en París y que causaron la muerte de 128 personas y heridas a más de 350.

Los controversiales comentarios del multimillonarios sobre distintos asuntos de política interna o internacional, lo mantienen en el ojo de la polémica desde que anunció su candidatura a la Oficina Oval, momento cuando indicó que los inmigrantes, sobre todo de origen mexicano, eran “ladrones”, “drogadictos” y “violadores”.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.