Lula: No podemos permitir un golpe de Estado en Brasil

Publicado por el 7 diciembre, 2015
lula-brasil

Sao Paulo 7 dic (PL) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que Brasil no puede permitir la implementación de un golpe de Estado vía juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff, pues no hay razones para esta acción.

Es necesario contar con una motivación clara y en el caso de Rousseff no existe, a no ser el odio, el prejuicio y “la intención de desmontar un proyecto que construimos con ayuda de millones de personas que viven en el anonimato y producen la riqueza de este país”, resaltó Lula da Silva.

En un encuentro celebrado en esta urbe con representantes del Partido de los Trabajadores (PT), sindicalistas y de movimientos sociales, alertó que detrás de este intento de derrocar a la jefa de Estado está el deseo de la oposición de sacar del poder a los pobres.

La continuidad del actual gobierno es fundamental para evitar retrocesos sociales en Brasil, para poder reconstruir el derecho de discutir de nuevo, aseveró al señalar que el Congreso carece de bases jurídicas y políticas para enjuiciarla.

El expresidente acusó a los partidos de oposición, derrotados en los comicios del pasado año, de boicotear las propuestas del gobierno federal en el Congreso e impedir la adopción de las medidas necesarias para recuperar el crecimiento de la economía.

No se trata solo de destituir a Rousseff, la intención es acabar con un proyecto político, implementado por el PT en los pasados 12 años que aseguró menos desigualdades y garantizó a los pobres el derecho de estudiar en las universidades y tener una casa propia, aseveró.

En su opinión, el ejecutivo debe supervisar los movimientos en el legislativo y construir una mayoría absoluta en el Congreso para evitar sorpresas en cualquier votación.

Lula da Silva defendió asimismo la unidad entre los diversos movimientos y partidos, a pesar de sus diferencias para frenar el descarrilamiento del tren brasileño y garantizar la democracia.

Sus declaraciones recibieron el respaldo del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y de la Central Única de Trabajadores (CUT), el mayor gremio del país, cuyos líderes se manifestaron por respaldar a Rousseff y censurar el juicio político en su contra.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.